facebook comscore
SIEMPRE HAY UN VORAZ

SIEMPRE HAY UN VORAZ

Columnas jueves 02 de abril de 2020 - 00:54

El FBI y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos investigan a un senador republicano de actuar en beneficio propio, con información confidencial de los efectos que estaba teniendo el impacto del Covid-19 en los mercados financieros mundiales y sobre sus perspectivas.
Richard Burr, presidente del Comité de Inteligencia del Senado, es investigado por una serie de movimientos financieros (compra y venta de acciones) efectuados el pasado 13 de febrero, día en que según trasciende de la investigación, recibió los primeros reportes sobre el impacto que estaba generando la propagación del Covid 19 en los mercados bursátiles.
Y con esos datos bajo el brazo, el senador por Carolina del Norte, Burr decidió realizar operaciones diversas por un monto que se está determinado aún, pero que va los 628 mil dólares hasta los 1.7 millones. El investigado, dice que fue coincidencia, que el decidió actuar con base a la información financiera publicada por diversos medios de comunicación.
En política nada es circunstancial, no existen las coincidencias, el azar o la buena suerte no tienen cabida.
El Congreso estadunidense aprobó en 2012 la Ley Stock, que en unas cuentas palabras prohíbe a los legisladores utilizar información privilegiada, en beneficio propio. Los fiscales que, involucrados en esta investigación, tendrán que demostrar que el legislador actuó después del informe recibido de manera confidencia.
Esta investigación ocupa ya espacios en diversos medios de comunicación, como el New York Times y en canal noticioso CNN, donde parece haber ya un veredicto anticipado de culpabilidad. En estos momentos de emergencia, es necesario pensar en la colectividad, no en la individualidad.
Los efectos económico-financieros del coronavirus han sido demoledores, han llevado a lugares pocas veces recordados a las bolsas del mundo, las perdidas diarias han marcado records negativos, sus afectaciones son profundas y su recuperación tardara. Los mercados emergentes representan 60 por ciento de la economía mundial en términos de poder adquisitivo, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). Una desaceleración en los países en desarrollo se traduce en una desaceleración del planeta.
Desde el sur de Asia pasando por África, América y Europa, la pandemia confronta a los países en desarrollo con una emergencia de salud pública combinada con una crisis económica, y cada una agrava los efectos de la otra. Las mismas fuerzas actúan también en las naciones ricas. Sin embargo, en los países pobres, donde miles de millones de personas viven al borde de la calamidad incluso en épocas de bonanza, los peligros se amplifican.
La mayoría de los economistas dan por hecho que ya nos encontramos en una recesión mundial, una recesión sincronizada que castiga a los países de manera indiscriminada y transforma las fortalezas económicas tradicionales en vulnerabilidades alarmantes.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
JUSTA SERIE MUNDIAL. Columnas
2020-10-20 - 07:05
Morena pierde hoy, para ganar mañana Columnas
2020-10-20 - 01:32
Tiraditos Columnas
2020-10-20 - 01:32
VOTAR Y CONTAR DIFERENTE Columnas
2020-10-20 - 01:24
Sociedades tolerantes Columnas
2020-10-20 - 01:09
+ -