facebook comscore
Sauri enfrentó la falta de espacios para ellas

Sauri enfrentó la falta de espacios para ellas

Nación viernes 06 de marzo de 2020 - 00:00

Por Claudia Bolaños
nacion@contrareplica.mx
Dulce María Sauri Riancho, diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), vivió la violencia política cuando casi todos los espacios eran reservados para los hombres del tricolor, en menor medida para mujeres, pero solteras, que sacrificaban la maternidad, y quienes eran acusadas de que ese mundo “las había enloquecido”.
Si en los años 80 era difícil la política para las solteras, más lo era para las que eran casadas como lo era ella, quien consciente del juicio descalificatorio de que detrás de la gestión de una mujer, siempre había un hombre, fuera su familiar o pareja sentimental, decidió nunca hacerse acompañar a evento alguno por su esposo.
La vicepresidenta de la Comisión de Decanos de la Cámara de Diputados, en entrevista con ContraRéplica, narra que en un determinado momento fue la única gobernadora del país. Esa disparidad era más notoria en algunos eventos.
“Habíamos dos singularidades en esas comidas después del informe presidencial. En un momento dado, coincidí con Beatriz Paredes (entonces gobernadora de Tlaxcala), pero luego ella concluyó su encargo y me quedé sola como gobernadora, la única mujer de 31 gobernadores, y la otra singularidad era el gobernador de Baja California, que era el único del PAN.
“Entonces cuando nos subíamos al autobús, cuando íbamos a la comida el gobernador y yo nos sentábamos juntos, las dos singularidades, porque finalmente estábamos estrenado él como gobernante opositor, y yo como mujer a un mundo reservado a los hombres, y a los hombres del PRI”, recuerda.
Sus inicios dentro de la política, como diputada, fue en la 50 legislatura, cuando había 400 curules, de ellos el 10 por ciento fueron para mujeres, muchas para su tiempo, pocas en comparación con las 241 de ahora, 48 por ciento.
Como servidora le tocó promover y participar en los cambios en la participación de las mujeres, como también observar cómo las oposiciones fueron creciendo. Como madre tuvo que sacrificar tiempo en los festivales escolares, y hasta su hijo fue sacado del catecismo porque no iba su mamá.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -