facebook comscore
Senado irresponsable

Senado irresponsable

Columnas lunes 03 de febrero de 2020 - 01:32

Los Senadores de la República; las Comisiones de Justicia; Salud; Estudios Legislativos y Seguridad Pública de la Cámara Alta, se preparan para hacer una propuesta irresponsable y criminal: legalizar la mariguana en el actual periodo de sesiones.
A los senadores no les importa el alarmante informe dado a conocer el año pasado por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el que hacía del conocimiento público, datos de escándalo: de los 6 millones 565 mil estudiantes de secundaria que hay en nuestro país, un 10 por ciento, es decir, 656 mil 500 jóvenes, son consumidores de mariguana, este altísimo índice sólo es superado por los alumnos de ese mismo nivel de Estados Unidos y Canadá.
A los senadores les tiene sin cuidado el informe y la advertencia que en septiembre pasado hizo el director de la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, quien declaró: “Detrás del cannabis no hay realmente propósitos terapéuticos, hay un gran interés económico”.
Tampoco a los legisladores les importa los estudios científicos que advierten de la nocividad del consumo de la mariguana, pese a que han demostrado que el consumo del cannabis durante la adolescencia y la juventud provoca daños a largo plazo en el cerebro, especialmente en la memoria y el aprendizaje; así como cambios en el sistema de la gratificación.
El uso frecuente de esta droga, empezando en la adolescencia, provoca la pérdida de un promedio de 8 puntos de coeficiente intelectual. El impacto más grande y a largo plazo del uso de la mariguana afecta a los jóvenes, ya que su cerebro continúa creando nuevas conexiones y madurando en otras formas.
Los senadores se proponen que la portación permitida para consumo personal pase de 5 a 28 gramos, 500 por ciento más de lo permitido actualmente.
Nuestro país, tiene un gravísimo problema de inseguridad; siguiendo la lógica de los senadores de que la prohibición es contraproducente ¿por qué no arman a todos los habitantes del país para que se puedan defender, en lugar de prohibir las armas? Mejor harían los legisladores en echar a andar verdaderas estrategias de prevención y rehabilitación, hay miles de jóvenes que han caído en este infierno y no se les brinda la más mínima ayuda.
Por otra parte ¿Han consultado a los padres de familia? ¿Saben del drama de tener a un hijo adicto? ¿Conocen las consecuencias físicas, morales y sociales del consumo de la marihuana? La iglesia no puede permanecer callada ante esta barbaridad irresponsable y criminal, debe hacer oír su voz en favor de las familias y de los jóvenes que serán afectados por los terribles efectos de las adicciones, denunciando a funcionarios inmorales, que están atrás de este sucio negocio, pues no se trata más que de eso: de un negocio sucio.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Una pésima idea Columnas
2020-07-08 - 01:18
El campo, tema de seguridad Columnas
2020-07-08 - 01:08
Les amarran las alas Columnas
2020-07-08 - 01:05
#TuNombreFeminicidio Columnas
2020-07-08 - 01:03
+ -