facebook comscore
Verdad y realidad

Verdad y realidad

Columnas lunes 15 de agosto de 2022 -


La información en México si bien no es un ejemplo de contenidos verdaderos sí muestra la realidad que lucha entre lo nuevo y lo que debe desaparecer. Desde las añejas formas de hacer periodismo existe una pelea a muerte protagonizada por una manera de comunicar que cumple más de un siglo.
Es decir, la dependencia de aquellos diarios que recibían un creciente subsidio del gobierno para callar o mentir.

Las condiciones eran implícitas y se guardaban con mayor rigor que si estuvieran escritas. Se pagaba por la sumisión al gobierno de toda la estructura informativa. Adquirir un espacio en los medios era el condicionante para no cuestionar los errores del gobierno. La línea editorial no tenía diferencias entre unos y otros; su identidad estaba marcada por detalles apenas perceptibles por los lectores.
Fue entonces que esas diferencias del pasado las marcaron algunos a quienes se les denominó líderes de opinión por estar más cerca de los funcionarios públicos que de la verdad y al tener información de primera mano ganaban las primicias a los más avezados reporteros. En realidad, se trataba de agentes políticos al servicio del gobierno que engañaban a veces con la verdad y otras con enormes mentiras.

El periodismo lo hacía el gobierno a través de los intermediarios que eran los medios, que se enriquecían rápidamente porque además del subsidio mensual, vendían publicidad y pagaban muy poco a sus reporteros porque la mitad o más de sus ingresos eran pagados por el gobierno a través de las dependencias. Desde luego, había secretarías que pagaban más que otras y esto no sólo los clasificaba sino que impedía la unidad entre los periodistas que siempre peleaban entre sí para ganar las fuentes más redituables. Los periodistas nunca pedían aumento de salario porque sabían que no se los darían, prefería colocar mejor en los niveles del subsidio que aumentar salarios.

Para hacer más evidente la diferencia surgen las noticias a través de youtube, que por el simple hecho de que pueden verse a cualquier hora, se guardan de estar más apegados a la verdad que a los intereses que identificaban a la vieja manera de hacer periodismo. A éstos les paga el público y en la medida que convenzan reciben más.

La diferencia inicia el enfrentamiento entre lo tradicional y lo nuevo. Ahora la población puede escoger sobre lo que quiere escuchar y lo que tiene que escuchar para informarse. Los mexicanos no ignoran el pasado del periodismo, ha sido descubierto desde hace varios años y sabe que debe colocar como anteojos el sentido común, sea quien sea el medio y analizar, desde la perspectiva de su conciencia social valorar los contenidos. Esta conciencia es irreversible y abunda en la perfección de una democracia que tiene muchos autores, pero pocos practicantes.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Los números que no cuadran Columnas
2022-10-07 - 01:00
Deudores alimentarios Columnas
2022-10-07 - 01:00
Oposición suicida Columnas
2022-10-07 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-10-07 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-10-07 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-10-07 - 01:00
TUMBA BURROS DIGITAL Columnas
2022-10-06 - 01:00
Principio democrático y DDHH Columnas
2022-10-06 - 01:00
Disuasión Columnas
2022-10-06 - 01:00
INE: Informe País 2020 Columnas
2022-10-06 - 01:00
Apecic, importaciones y producción nacional Columnas
2022-10-06 - 01:00
PELOTA VASCA Columnas
2022-10-06 - 01:00
+ -