facebook comscore
“Básicamente hay dos formas de afeitarse”

“Básicamente hay dos formas de afeitarse”

Columnas jueves 16 de julio de 2020 - 00:44

Soy asiduo a revisar las críticas antiguas de películas estrenadas en años anteriores. Es interesante ver la visión de los críticos de la vieja escuela. Algo que me sorprendió a la hora de buscar reseñas sobre My Life de Bruce Joel Rubin, fue que el afamado Roger Ebert la consideró poco profunda, y que los chispazos de comedia que tenía el guión le restaban seriedad. La revista Rolling Stone la consideraba aburrida, y ¿Qué se obtiene cuando uno de los críticos más afamados de Estados Unidos le da “dos pulgares abajo” y la revista más comprada por los jóvenes -en los 90- solo le da dos estrellas de cinco?. Pues un fracaso de taquilla.
Recientemente descubrí que en el catálogo de Netflix se encontraba uno de los filmes más olvidados de Michael Keaton, lo cual me pareció fantástico, aunque el filme puede encontrarse en formato físico, la modernidad ha hecho que ya casi nadie compra dvd’s.
Bob Jones (Michael Keaton), tiene un buen trabajo, una buena casa, y una mujer maravillosa (Nicole Kidman), la cual esta embrazada. Lo anterior se ve opacado por el cáncer avanzado de éste. Bob decide grabar en video diversos consejos para su hijo, al cual tal vez no conozca, la variedad de estos van desde cómo cambiar la batería de su coche, cómo aceptar a la nueva pareja de su mamá, cómo rasurase, cómo comportarse en su primer cita, o cómo presentarse en una entrevista de trabajo.
Resulta interesante que el filme Joel Rubin no haya envejecido nada mal, varios son los puntos de esto: el hecho de que el protagonista utilice su cámara de video como recurso para su posteridad, los temas que se plantean en el filme como el perdón, el rencor, el camino de la aceptación de la muerte, y por ende la aceptación de la vida que se haya llevado, lo importante que es resolver las dolencias internas o el uso de la medicina alternativa como recurso desesperado.
Una de las críticas que favorecieron el filme fue la de Bobbie Wygant. La cual consideraba que su experiencia al visionarla, había sido una especie de viaje, y que el hecho de que ella hubiese perdido a un gran número de personas a lo largo de su vida le había dado un enfoque diferente con este.
Es un gozo tener My life en el catálogo de Netflix, y no se preocupe, aunque estamos hablando de un drama, que en el mejor de los casos le dejara pensando varios días, los toques de comedia que se dan durante sus casi dos horas de duración, aligeran la carga. Porque, ¿en dónde está escrito que se tiene que perder el sentido del humor cuando se esta muriendo.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Esperan justicia Columnas
2020-08-12 - 01:10
Venezuela y su viacrucis sin fin Columnas
2020-08-12 - 01:08
Software libre, más allá de vender cajas Columnas
2020-08-12 - 00:54
INE, DINERO Y CAMPAÑAS 2021 Columnas
2020-08-11 - 20:59
Atléticos y Cachorros, en el camino Columnas
2020-08-11 - 07:26
Vucetich a Chivas; revancha en un grande Columnas
2020-08-11 - 07:25
+ -