facebook comscore
Libra esterlina, se va una era con Isabel II; ¿Viva el rey?

Libra esterlina, se va una era con Isabel II; ¿Viva el rey?

Columnas viernes 09 de septiembre de 2022 -

*El momento económico en Inglaterra, como en el resto del mundo, es delicado; la partida de la reina no tendría ningún efecto, y esperan que tampoco pase nada con Carlos III

“La libra esterlina depende de la reina, y la reina de la libra”, decían en el argot cambiario quienes operaban en este mercado; no era tan cierto, pero tenían razón.

En realidad la libra esterlina depende de muchas cosas más, pero sin duda la divisa echará de menos a su soberana, después de todo transitó con ella 70 largos y a veces extenuantes años.

La libra esterlina debe mucho de su estabilidad y su liderazgo en los mercados globales a la fallecida reina, no lo dice quien esto escribe sino consultados en los mercados, algunos de ellos incluso especializados en dicha moneda.

“Recordemos que en 1952 cuando Isabel II llega al trono, la economía inglesa todavía estaba en proceso de recuperación de los estragos de la segunda guerra mundial, que tenía menos de 10 años de haber finalizado. Muchas de las grandes ciudades, incluyendo Londres, fueron devastadas por los bombardeos alemanes, con granes costos económicos”, dijo uno de nuestros consultados.

Con el paso de los años la economía de Inglaterra se recuperó, gracias también a que formó parte del eje victorioso con el que obtuvo el decidido apoyo moral y sobre todo económico de la potencia que se consolidó tras el fin de la guerra: Estados Unidos.

Así, también resurgió la divisa inglesa; fue en los años setenta y ochenta cunado dicha moneda vivió momentos estelares, convirtiéndose en una de las grandes divisas “duras” junto con el yen japonés, ante los vaivenes que significó para los mercados cambiarios la escalada inflacionaria registrada en Estados Unidos y impulso de la guerra fría.

Si bien Inglaterra y su divisa eran ubicadas como socios estratégicos de Estados Unidos, también los mercados consideraban la solidez de su economía, y en el ámbito político el ya indiscutible liderazgo y la “mano de hierro” que se percibía desde el palacio de Buckingham.

Todavía no llegaba en pleno la era de la “Dama de Hierro”, como se le conoció a la premier Margaret Tatcher, pero la coincidencia posterior en la más alta jerarquía política, una como reina y otra como premier, fueron otro de los grandes periodos de la libra esterlina.

Fue por esas épocas que las mesas de cambios de los grandes bancos comerciales decidieron dividir sus operaciones y especializar a cientos de operadores en la economía inglesa, y desde luego en su divisa.

La libra fue tan poderosa, que algunos estimaron que si seguía consolidándose en los mercados podría incluso asemejarse al dólar, no desbancarlo porque eso era imposible, pero sí llegar a competir de tú a tú como una moneda de refugio.

No es que no fuera sólida antes, pero durante los primeros años del reinado de la, entonces muy joven Isabel II (ascendió al trono cuando apenas contaba con 25 años), la divisa pagaba las dudas de los grandes capitales en torno a la inexperta soberana.

Esos mismos capitales le inyectaron confianza a la moneda cuando percibieron que en Buckingham estaba una verdadera monarca, claro nadie anticipó el largo reinado.

Este jueves la libra esterlina despidió a su monarca de los últimos 70 años con retrocesos frente al dólar, pero según cambistas esto no tuvo nada que ver con la partida de Isabel II, sino con la tensa situación económica global.

La libra esterlina había cotizó a la baja desde temprano, ante las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, que contrarrestan las políticas británicas presentadas por la nueva primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, destinadas a reducir los crecientes costos de la energía.

En su intervención en una conferencia del Instituto Cato, Powell dijo que la Reserva Federal tiene que seguir adelante hasta que consiga su objetivo y que está "fuertemente comprometida" en controlar la inflación.

Liz Truss había señalado un día antes en el Parlamento inglés que limitará las facturas energéticas de los consumidores durante dos años y destinará miles de millones a apuntalar a las compañías eléctricas.

Mientras la economía se debate entre el control de la inflación en el mundo, el repunte de este fenómeno, los conflictos geopolíticos, etcétera, operadores de divisas señalan que se quiera o no, también ha terminado una era para la libra esterlina bajo la figura de su reina, un periodo de 70 años que finalizó este 8 de septiembre.

¿Viva el rey?, sin duda para los ingleses, para al pragmatismo del mercado tendrá que pasar algún tiempo, es cierto que la figura del nuevo soberano poca o nula influencia debe tener en los mercados, pero no deja de ser una figura distinta a la que la libra estuvo acostumbrada por siete largas décadas.

No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2022-09-23 - 01:00
El Ágora Columnas
2022-09-23 - 01:00
Triunfo jurídico para la comunidad LGBTTTIQ+ Columnas
2022-09-23 - 01:00
Retos de la democracia Columnas
2022-09-23 - 01:00
Postigo Columnas
2022-09-23 - 01:00
Línea 13. Columnas
2022-09-23 - 01:00
NO TERMINA LA PESADILLA INFLACIONARIA Columnas
2022-09-23 - 01:00
EN LA LÍNEA… Columnas
2022-09-23 - 01:00
Nuestros datos, más allá de la vida Columnas
2022-09-22 - 17:52
Felicidades Yucatán Columnas
2022-09-22 - 00:58
Tiraditos Columnas
2022-09-22 - 00:57
Monreal es un estratega eficaz Columnas
2022-09-22 - 01:00
LOS LATINOS EN TEXAS. Columnas
2022-09-22 - 01:00
Línea 13. Columnas
2022-09-22 - 01:00
Derecho a la ejecución de las sentencias. Columnas
2022-09-22 - 01:00
Destapes y descorches. Columnas
2022-09-22 - 01:00
+ -