facebook comscore
Campañas y certidumbre

Campañas y certidumbre

Columnas viernes 28 de mayo de 2021 - 01:00

Por José García Sánchez

El comportamiento de las autoridades electorales de los últimos meses exige votaciones poco reñidas para otorgar el triunfo. De otra manera, gane quien gane, la impugnación prevalecerá en los tribunales y si éstos actúan con la lentitud acostumbrada, los triunfos y las derrotas rebasarán los tiempos de toma de posesión.

Esta vez, como nunca antes, la obligación cívica de ejercer el derecho al sufragio es superada por la identidad social del voto. La emoción sobre la razón, la pasión contra el derecho, y la violencia electoral desatada en buena parte del país, son elecciones no es una guerra.

Si bien la identidad electoral representa la verdadera preferencia popular, la elección del 6 de junio necesitará varias lecturas profundas para que los múltiples errores no se repitan, los cuales comienzan meses antes de la jornada, deberán tomarse en cuenta los delitos denunciados, su influencia en la inducción del voto y la respuesta de la autoridad o su omisión. Las omisiones de las autoridades tanto como el abstencionismo de la población, exigen un verdadero estudio para perfeccionar nuestra democracia aunque sea en la teoría.

La población no puede dejar de percibir tres grupos en juego, uno progresista o liberal, otro conservador o de derecha, y una autoridad electoral que en su protagonismo enarbola una militancia inspirada en el rechazo al actual régimen, su partido y su líder. Una oposición sin partido, donde los consejeros son sus legisladores.

Los partidos no se identifican con la autoridad electoral, pero ésta sí se identifica con los partidos, lo cual crea un escenario exactamente al revés del propósito de un sistema de partidos dentro de la democracia.

En las campañas más de un candidato contradijo, involuntariamente, las consignas de su partido, lo cual crea incertidumbre ante la clientela electoral. A pesar de esos titubeos, los votantes no variaron su intención en las encuestas entre antes y después de las campañas. Pareciera que estuvieron de más.

Si la autoridad electoral no se define, menos puede exigir precisión de ideas a candidatos o a partidos. Las declaraciones de los consejeros electorales señalan lo no quieren particularmente, lo que atenta, según ellos, contra la democracia. No guardan en el silencio su intención del voto para dar certeza.

La inestabilidad se apodera de autoridades electorales, partidos, candidatos. Es decir, de los actores que están en el juego de las urnas. Así, la población no puede tomar en cuenta campañas en las que nada sucedió, más que el surgimiento de la incertidumbre, propiciada cuando por alianzas y fusiones que no por novedosas dejan de ser incongruentes, faltan ideas y sobran curules, formular políticas ha dejado de ser tarea de los partidos y dar certeza deja de ser responsabilidad de las autoridades electorales.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La Línea 12 del Metro, los responsables Columnas
2021-06-16 - 09:42
Tiraditos - 16 junio 2021 Columnas
2021-06-16 - 04:07
El trabajo infantil no es un juego Columnas
2021-06-16 - 01:00
La impunidad de Daniel Ortega Columnas
2021-06-16 - 01:00
Qué sigue después de la elección Columnas
2021-06-16 - 01:00
Línea 13 - 16 junio 2021 Columnas
2021-06-16 - 01:00
Tu reputación en un “like” Columnas
2021-06-16 - 01:00
Viejas alianzas legislativas Columnas
2021-06-16 - 01:00
2024, ahí nos vemos Columnas
2021-06-16 - 01:00
El proceso inicia desde la cabeza Columnas
2021-06-16 - 01:00
Primer balance del 6 de junio Columnas
2021-06-16 - 01:00
Tiraditos - 15 junio 2021 Columnas
2021-06-15 - 01:00
+ -