facebook
En este país nadie miente

En este país nadie miente

Columnas lunes 19 de julio de 2021 -

Por Onel Ortíz Fragoso
@onelortiz

Un viejo columnista me dijo una vez que ante decisiones y acciones de políticos en ocasiones es preferible esperar un poco antes de emitir alguna opinión. Dejar, como se dice, que las aguas se serenen, que el río fluya para que las verdaderas intenciones aparezcan, que sean hechos y no declaraciones las que guíen lo que se dice o escribe. A todas luces esto es contrario a los tiempos que vivimos, donde la inmediatez es la norma y la fugacidad el sello. Se ha ganado en oportunidad pero se ha perdido en objetividad y calidad.

Ante la polémica que desató la nueva sección de las mañaneras “Quién es quién en las noticias” dejé pasar tres semanas y desde la perspectiva de la ciudadanía digo que, siendo la idea buena en sus intenciones, legítima en el ejercicio del derecho a la información, no sirve a la ciudadanía, tiene poca utilidad para el propio presidente y abona a la polarización. Si se mantiene como hasta ahora sus resultados serán críticas de organismos internacionales al gobierno de la 4T, descenso en la credibilidad de la información gubernamental o simplemente la intrascendencia.

¿Qué tendría que cambiar en esta sección para ser útil al auditorio? Varias cosas. Tener el objetivo de buscar la verdad, no de combatir políticamente al adversario. La verdad es la verdad venga de donde venga, no puede descalificarse o aceptarse una información únicamente por su fuente. La sección debería tener una metodología que por lo menos distinga géneros y fuentes de información. Es completamente diferente un artículo de opinión a una nota, a una entrevista, a una crónica o a un reportaje de investigación. Muy importante, que la información que se aclare sea del interés del público, no del gobierno. Además, la presentadora no debería editorializar las aclaraciones, porque le resta objetividad y credibilidad.

Parece que en este país nadie miente, cada uno tiene su verdad y la defiende a capa y espada. Forjar la opinión pública no es un duelo de machos poseedores de la verdad. Ningún político o medio tiene derecho a pedirle a un ciudadano que crea en él con la fe que se profesa a una religión. Los hechos son la única fuente de credibilidad en la vida pública.

Políticos y medios deberían recordar las lecciones de Sócrates a los sofistas que con una pulida retórica pregonaban que el hombre era la medida de todas las cosas. Tan provocador en su tiempo como en la actualidad, el primero de los tres grandes filósofos occidentales de la antigüedad demostró que utilizando la ironía, la mayéutica y la curiosidad, la búsqueda de la verdad es lo que nos permite llegar a una buena vida como personas y a la justicia como sociedad. Eso pienso yo. ¿Usted que opina?

No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
LINEA 13. Columnas
2024-07-17 - 01:00
¿Quién vigila a juzgadores? Columnas
2024-07-17 - 01:00
La democracia para las lesbianas Columnas
2024-07-17 - 01:00
ANTE LA VIOLENCIA SEXUAL INFANTIL Columnas
2024-07-17 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-07-16 - 01:00
Línea 13. Columnas
2024-07-16 - 01:00
La Sedatu y el año de Hidalgo Columnas
2024-07-16 - 01:00
Tres de tres Columnas
2024-07-16 - 01:00
MATGA: Make A (Trump) Great Again Columnas
2024-07-16 - 01:00
TURISMOFOBIA Columnas
2024-07-16 - 01:00
Reformas y “Legisprudencia” Columnas
2024-07-16 - 01:00
+ -