facebook comscore
La FIL, la oligarquía internacional y el marqués de Vargas Llosa

La FIL, la oligarquía internacional y el marqués de Vargas Llosa

Columnas miércoles 26 de octubre de 2022 -

No cabe duda de que la historia es fascinante, y sobre todo útil, además de que siempre se repite. Y ya sabemos, según dijera Marx, que unas veces lo hace como tragedia, y otras como farsa o comedia. Que ocurra una cosa o la otra –es decir, que te toque una tragedia o una comedia en las repeticiones de la historia–, es algo que depende ya de la suerte de los pueblos.

Pero es que díganme si no es sorprendente la forma en que volvemos a los tiempos de Benito Juárez. Lean Noticias del Imperio de Fernando Del Paso o Juárez y su México de Ralph Roeder para reconocer a los personajes que hoy escenifican el drama político nacional.

Ya había contado alguna vez la ocasión en la que, en un café por la mañana, la chica que me atendía leía Noticias de Del Paso y mientras me cobraba y yo le preguntaba sobre la novela, me dijo así nomás de bote pronto, como que para poner las cosas claras de una buena vez: “Andrés Manuel es Juárez”.

Esta sería la primera caracterización, que no es forzada ni mucho menos pues el presidente mismo es enfático en el señalamiento de sus referencias históricas. Pero si él es Juárez, ¿quiénes son entonces los Miramón, los Zuloaga, los Almonte de nuestro tiempo? ¿Quiénes son los que ven con desprecio a los López y suspiran por tener aquí algo con aroma europeo, o que tienen a sus familias y sus fortunas allá? ¿Quiénes son los que se van a Europa a quejarse del populismo con marqueses, duques, reyes y aristócratas luego de lo cual pasan todos al banquete correspondiente y a la degustación de vinos de alta gama?

La semana pasada, Madrid fue escenario de uno de estos episodios propios de la más rigurosa derecha política, que es la posición ideológica proveniente de las instituciones del Antiguo Régimen (las Casas Reales, la Iglesia, la nobleza), y que consideran legítima la existencia de privilegios derivados del linaje, la clase o la raza, por más que camuflen todo con una retórica sublime.

El contexto del contubernio fue la FIL, Fundación Internacional para la Libertad, asociación presidida, atención, por el Marqués de Vargas Llosa, de nombre de pila Mario: un peruano al que por fin se le hizo que le concedieran la nacionalidad española y el cargo nobiliario, y que últimamente se ha dormido literariamente en sus laureles luego del Nóbel, pues su último libro sobre Pérez Galdós es un infame bulto de fichas técnicas de nivel de Wikipedia sobre todas y cada una de las novelas del autor de los Episodios nacionales que yo de plano regalé sin terminar al chofer del taxi que me atendió en un viaje reciente a Bogotá, para no tener que cargarlo de vuelta en al avión.

El evento en cuestión se llamó “20 años de FIL: Democracia y Libertad” (¿lo ven?: siempre todo con conceptos sublimes), y entre los oradores figuraron la Marquesa de Casa Fuerte doña Cayetana Álvarez de Toledo, mujer de una inteligencia extraordinaria en honor a la verdad, y un magnífico perfil político aunque discrepemos en algunos puntos concretos (yo coincido con ella, por ejemplo, en lo que respecta a su repudio por el progresismo postmoderno), además de los expresidentes José María Aznar de España y Ernesto Zedillo y Felipe Calderón de México.

Acá en México sólo se reportaron las intervenciones de Zedillo y Calderón, que no pasaron de las obviedades cansonas de siempre sobre el populismo y el riesgo en el que está nuestra democracia y etcétera. Nada relevante en realidad. Luego veré completa la intervención de Cayetana, pues maneja conceptos y tiene profundidad histórica y filosófica, cosa que no tiene el otro insignificante par de simples.

Pero lo que importa en todo caso es el contexto, y lo sorprendente de las analogías. La historia se repite, no lo olviden, que lo dijo Marx. Sólo que unas veces como tragedia y otras tantas como farsa eso sí.


No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13. Columnas
2022-12-09 - 05:58
Brasil 2014, la última ilusión Columnas
2022-12-09 - 05:49
Perú raptado por la derecha Columnas
2022-12-09 - 05:46
Burocracia y salario Columnas
2022-12-09 - 05:28
Una Corte de derechos humanos Columnas
2022-12-09 - 05:25
Tiraditos Columnas
2022-12-09 - 05:23
La violencia que no para Columnas
2022-12-09 - 05:21
#EsClaudia Columnas
2022-12-09 - 05:16
¡A LA FRONTERA NO! Columnas
2022-12-08 - 10:57
Tiraditos Columnas
2022-12-08 - 01:12
A UN PASO DE LA GLORIA Columnas
2022-12-08 - 01:00
Cali, con sabor a salsa Columnas
2022-12-08 - 01:00
EL ESPEJO Columnas
2022-12-08 - 01:00
+ -