facebook comscore
La ley electoral ya es intocable

La ley electoral ya es intocable

Columnas miércoles 24 de junio de 2020 - 01:31

Al menos para las elecciones de 2021, las reglas de la competencia política ya no se pueden tocar, se agotó el tiempo para hacerlo. Las propuestas en ese sentido se quedaron en propuestas. La inesperada aparición del coronavirus sorprendió a quienes tenían el propósito de ajustarlas. Cualquier cambio tenía que haberse hecho tres meses antes del arranque del llamado año electoral, que empieza a correr el próximo septiembre.
Por lo tanto, las reglas que hicieron realidad la alternancia en México en el 2000, que en el 2006 permitieron al PAN ganar por mínimo margen, que en el 2012 testificaron el regreso del PRI y que en 2018 fueron suficientes para que 30 millones votaran a favor de Morena, se quedan.
En un principio, una vez pasada la euforia del triunfo de Morena, no había declaradas intenciones de los estrategas para modificar las reglas del juego. ¿Para qué? Con ese marco legal se había alcanzado el sueño de ganar la presidencia de la República y la mayoría en el Poder Legislativo. Una victoria como no se había visto en muchos años, por amplio margen, escenario ideal para emprender cualquier transformación.
Cuando decidieron que era necesario modificarlas, el tiempo estaba justo. No pasó de darle forma a la Consulta Popular y a la Revocación de Mandato en la Constitución, pero ya no se tocaron las leyes federales y secundarias en materia electoral, se quedaron en la mesa propuestas que valoraban el trabajo y gasto de los organismos públicos locales electorales y del mismo Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).
Así que, las reglas serán las mismas para elecciones de 2021, nadie podrá quejarse de que favorecen a determinado partido, porque con ellas han ganado la derecha, la izquierda y los que se dicen del centro, en la geometría política. El voto cuenta, la sociedad decide, hay premios y castigos, los resultados dependerán de lo que cada uno haya hecho por los gobernados.
Sería ilógico e incongruente que alguno se queje de fraude o que le hicieron trampa, cuando con esas leyes e instituciones (INE, TEPJF y Fepade) ha ganado en otros procesos.
La tesis de que si pierdo es porque me hicieron fraude, está desgastada, no es creíble, aunque el próximo año no faltara el partido que intente justificarse de esa manera, en caso de que los números le sean adversos.
Viene la renovación de la Cámara de Diputados y la contienda por 15 gubernaturas, elecciones federales y locales en los 32 estados del país. La batalla ha empezado, en medio de la pandemia. Los partidos saben de la importancia de las alianzas y las buscan.
La imparcialidad de leyes e instituciones está probada, su perfeccionamiento tendrá que esperar otros tiempos.
Para las elecciones del próximo año, el tiempo está agotado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El teléfono Columnas
2020-12-03 - 01:39
Tiraditos Columnas
2020-12-03 - 01:36
El desafío: creer Columnas
2020-12-03 - 01:35
Se trata de dinero Columnas
2020-12-03 - 01:30
Derechos digitales y elecciones Columnas
2020-12-03 - 01:15
FIL, festival orgullo de México Columnas
2020-12-03 - 01:13
+ -