facebook
Los habitantes de Gaza, cansados ​​de la guerra, se muestran escépticos ante el llamado de la ONU a un alto el fuego

Los habitantes de Gaza, cansados ​​de la guerra, se muestran escépticos ante el llamado de la ONU a un alto el fuego

Global lunes 25 de marzo de 2024 -

AFP
Bilal Awad, un desplazado de Gaza de 63 años, acogió con satisfacción el lunes el llamado del Consejo de Seguridad de la ONU a un alto el fuego, pero no creía que traería un respiro en la guerra entre Israel y Hamas.
Sin una acción contundente por parte de Washington, "el partidario de Israel", que se abstuvo en la votación para disgusto de su aliado cercano, es poco probable que el gobierno israelí ceda, dijo Awad.
La votación provocó una airada reacción de Israel, que dice que debe destruir a Hamás en represalia por su ataque sin precedentes del 7 de octubre y que no se detendrá hasta que los rehenes sean liberados.
La resolución del lunes fue la primera demanda del Consejo de Seguridad de "un alto el fuego inmediato" desde que comenzó la guerra, y fue respaldada por 14 miembros, todos menos Estados Unidos.
Pide una tregua para el actual mes sagrado musulmán del Ramadán y exige que los militantes palestinos liberen a los rehenes capturados durante el ataque de Hamas, de los cuales Israel dice que alrededor de 130 permanecen en Gaza.
Sin embargo, Awad, que como la mayoría de los 2,4 millones de habitantes de Gaza ha buscado refugio en la ciudad sureña de Rafah, cerca de la frontera con Egipto, quería más.
"Si Israel desafía al mundo, esto es un golpe para Estados Unidos, el partidario de Israel. Las decisiones de Estados Unidos se convierten en mera tinta sobre el papel si no detiene a Israel por la fuerza".
El ataque del 7 de octubre provocó la muerte de unas 1.160 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de cifras israelíes de la AFP.
La campaña militar de represalia de Israel ha matado al menos a 32.333 personas en Gaza, en su mayoría mujeres y niños, según el Ministerio de Salud del territorio controlado por Hamás.
La población de Rafah se ha disparado con la llegada de muchos palestinos como Awad, desplazados por casi seis meses de guerra y que buscan refugio en el sur, incapaces de abandonar la asediada franja costera.
La ciudad alberga ahora a alrededor de 1,5 millones de palestinos, frente a varios cientos de miles antes de la guerra, y muchos de ellos viven en campos de desplazados improvisados.
Israel ha prometido proseguir su ofensiva contra los militantes de Hamas en la zona densamente poblada, una promesa que ha generado temores de empeorar una ya elevada cifra de muertes civiles y una crisis humanitaria.
Qassem Muqaddad, hablando en Rafah, dijo que no era excesivamente optimista después de la votación de la ONU.
"Esperamos que esta decisión sea efectiva y que las grandes potencias utilicen su fuerza y ​​autoridad... contra Israel si Israel no acepta un alto el fuego", dijo Muqaddad, de 74 años.
"Esto es lo que esperamos, pero no somos muy optimistas de que Israel acepte esta decisión, porque Israel ha ignorado muchas resoluciones (de la ONU)".
Israel se pronunció en contra de la resolución inmediatamente el lunes.
El primer ministro Benjamín Netanyahu criticó a Estados Unidos por no haberlo vetado y el ministro de Defensa, Yoav Gallant, dijo que su gobierno no tenía "ningún derecho moral a detener la guerra mientras todavía haya rehenes retenidos en Gaza".
Ihab al-Assar, un hombre de 60 años desplazado de la ciudad de Gaza en el norte, elogió la postura de Washington.
"La decisión favorece al pueblo palestino y, con suerte, Israel la cumplirá", afirmó.
az-rcb/jm/ami
© Agencia France-Presse


No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

SG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -