facebook comscore
Regalaste tus datos y ni cuenta te diste

Regalaste tus datos y ni cuenta te diste

Columnas miércoles 08 de enero de 2020 - 01:53

Basta una mirada a lo que publicaron los usuarios de las redes sociales durante las fiestas decembrinas para percatarnos de la escasa cultura de protección de datos personales que prevalece, pese al temor de ser víctimas de robos, secuestros, extorsiones y otros delitos.
En la euforia por las festividades y los brindis muchos se volcaron a publicar desenfrenadamente toda clase de fotografías, videos y textos para expresar sus parabienes en el mundo digital, y con ello regalaron más información de sus vidas privadas de lo que aceptarían proporcionar en el mundo físico.
Andar en la calle conlleva el miedo a ser asaltado, sufrir un secuestro exprés o que nos roben el celular, por lo que tomamos precauciones, pero una vez más se demostró que eso no ocurre cuando se trata de nuestra vida digital donde asumimos conductas que a veces caen en lo irresponsable por la cantidad de información ventilada de la vida personal, familiar, laboral e íntima.
Con el simple hecho de portar un teléfono celular (aunque no tenga conexión a internet), nuestro mundo físico (la casa, la calle, el trabajo, el transporte) se vincula a nuestro mundo digital donde se quedan los datos de nuestras rutas y actividades en el trabajo, el hogar, la iglesia, el bar, los amigos, la pareja, la escuela, la familia.
Ese rastro se magnifica cuando se emplean las redes sociales. Así ocurrió en estas fechas, pues gracias a lo publicado principalmente en Facebook, Twitter e Instagram se vio quiénes se fueron de viaje y a dónde; los regalos intercambiados con amigos, familiares y en la oficina; lo que cenaron, con quién y en dónde; el automóvil, el reloj o la nueva pantalla que estrenaron; presumieron a sus hijos con sus juguetes y ropa nuevos. No faltaron los que, conmovidos por la ausencia de un familiar muerto, le “elevaron” plegarias y mandaron mensajes a través de Facebook como si, además de ser una herramienta digital, se transformara en altar. Muy raro. Demasiada información familiar y del estado emocional, en todo caso.
Las fotografías, videos y mensajes permiten hacer un perfil de la persona, de su estilo de vida, su nivel socioeconómico, su entorno familiar y laboral; sus rutinas, hábitos y preferencias (desde el equipo de futbol hasta las políticas, religiosas y sexuales).
Lo peor es que también se exhibió información de niños, amigos o desconocidos que tal vez no quisieran ser expuestos, pero no tuvieron oportunidad de negarse a que sus datos (rostros, nombres, localización) fueran publicados.
En cambio, nos quejamos de la delincuencia que extorsiona por teléfono y nos preguntamos cómo saben tanta información “tan exacta”, “tan detallada”, “tan actual” de uno y su familia.
El surgimiento de las redes sociales y de la telefonía celular con conexión a internet trajeron una nueva forma de relacionarnos y comunicarnos. La inmediatez con la que fluye ahora la información es una navaja de doble filo, pues la premura con que se comparte una foto, un video o un texto puede equivaler a abrir una puerta indeseada a nuestra privacidad.
Las reglas de convivencia y seguridad que aplican en el mundo físico son también válidas y necesarias en la vida digital. ¿Alguno se atreve a repartir fotografías impresas de sus hijos a desconocidos? ¿Por qué hacerlo entonces en redes digitales donde tendrá una exposición mundial?
Dos malas noticias para acabar: aunque las borren, su rastro perdurará. Segundo, alguien más sacará provecho económico de esas publicaciones y no les dará un solo peso de regalías.

(*) Especialista en transparencia y protección de datos.
@torresalex

--o0o--

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Estadísticas, pena y dolor Columnas
2020-01-27 - 01:21
Insabi y sindicatos Columnas
2020-01-27 - 00:37
Pintando el cielo de morado Columnas
2020-01-27 - 00:32
Relevos en el mundo del arte Columnas
2020-01-27 - 00:29
+ -