facebook comscore
Seguridad, Guardia Nacional y combate a la desinformación

Seguridad, Guardia Nacional y combate a la desinformación

Columnas miércoles 07 de septiembre de 2022 -



Inició el segundo año de la LXV Legislatura en el Senado de la República. Estamos frente al último tercio del sexenio de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, el último tercio también del periodo con el que inicia la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

Uno de los elementos más importantes y polémicos del proyecto de transformación es el de la seguridad. Nuestro movimiento ha sido criticado porque la política de seguridad hoy no es de confrontación, sino de búsqueda de las causas que generan la violencia y la inseguridad: “La paz es fruto de la justicia”.

En efecto, en la medida que la justicia se hace presente, transitamos a un ambiente pacífico. Hacer justicia implica combatir las causas de la pobreza y la desigualdad. Se trata de una estrategia integral que enfrenta a la pobreza con alternativas para salir paulatinamente de ella; generar condiciones para alcanzar la seguridad y soberanía alimentaria se vuelven vitales en esta estrategia.

Alcanzar el bienestar como estrategia para alcanzar la justicia es un proyecto a mediano plazo, pero con efectos muy positivos a largo plazo. Pero la estrategia no se limita únicamente a garantizar derechos y favorecer el bienestar para alcanzar la justicia; la creación de la Guardia Nacional, cuyo objetivo es realizar la función de seguridad pública a cargo de la Federación y, en su caso, colaborar temporalmente en las tareas de seguridad pública que corresponden a las entidades federativas o municipios.

Hoy, a pesar de que existe un intento por desestimar las acciones en contra de la delincuencia organizada y de crear un escenario de conflicto y violento, hay avances importantes en la estrategia en contra de la violencia y la Guardia Nacional ha jugado un papel preponderante. Lo cierto es que han disminuido los homicidios en el país y también es cierto que heredamos un país sumido en sangre, producto de la llamada “guerra contra el narco” durante el periodo de oscuridad y dolor del ex presidente Felipe Calderón.

La estrategia hoy en día es clara: inteligencia y justicia para alcanzar la pacificación del país. Estamos frente a un nuevo reto y la derecha se resiste: fortalecer a la Guardia Nacional en el combate al crimen organizado y como institución al servicio del pueblo. Existe una guerra de mentiras, información imprecisa y desinformación para evitar que lo logremos.

La creación de la Guardia Nacional ha sido de gran ayuda en el proceso de pacificación del país, ahora tendrá un nuevo modelo organizativo junto a la Secretaría de la Defensa Nacional, en coordinación con la Secretaría de Marina, prevaleciendo la rectoría de la Secretaría de Seguridad Pública, para fortalecerla y evitar que se corrompa.

Gracias al nuevo modelo de organización de la Guardia Nacional en colaboración con la SEDENA, garantizamos la permanencia, consolidación, implantación territorial, disciplina, así como profesionalismo, vocación de servicio y espíritu del cuerpo que la integra, sin funciones bélicas.

Así mismo, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana seguirá encargada de formular la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y el Programa Nacional de Seguridad Pública, dirigida por el titular del Poder Ejecutivo: el Presidente de la República.

La Guardia Nacional es un instrumento operativo para mitigar el crimen y garantizar la seguridad desde el ámbito federal.

La nueva organización otorgará certeza de que nuestro cuerpo de seguridad federal, no vuelva a ser usado para políticas de propaganda, ni asignar presupuesto de infraestructura social para el gasto armado federal.

La rectoría de SEDENA otorgará un control mesurado e informado para otorgar el presupuesto que realmente se necesita en las tareas de seguridad pública federal. Con esto se evitarán los excesos del pasado, como los desvíos para montajes televisivos o series de TV que idealizan el crimen y no resuelven el problema en su origen.

Las voces que hoy se levantan acusando a la nueva organización como un acto de militarización, son totalmente falsas y sólo se trata de intereses económicos creadas en la economía de guerra que promovió el neoliberalismo.

Al transferir el control de la Guardia Nacional a la SEDENA, nunca más las políticas públicas y el gasto de las fuerzas policíacas federales serán una tentación para ejercer el poder de forma discrecional desde una Secretaría de Estado y bajo el control fáctico de contratistas extranjeros.

La reforma es una acción para la protección de la soberanía nacional, y la protección del presupuesto para que éste siga siendo primordialmente destinado a los más pobres y a proteger los intereses más altos de la nación.

No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
76 aniversario Héctor Lavoe Columnas
2022-09-30 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2022-09-30 - 01:00
Definitivamente, es recesión Columnas
2022-09-30 - 01:00
El Ágora Columnas
2022-09-30 - 01:00
Línea 13. Columnas
2022-09-30 - 01:00
Américo será gobernador Columnas
2022-09-30 - 01:00
La viga en el ojo propio Columnas
2022-09-30 - 01:00
EN LA LÍNEA… Columnas
2022-09-30 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-09-29 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-09-29 - 01:00
Blindar la reforma constitucional Columnas
2022-09-29 - 01:00
EL NACIMIENTO DE REENMASCARANDO Columnas
2022-09-29 - 01:00
LA ALDEA DIGITAL. Columnas
2022-09-29 - 01:00
+ -