facebook
Sí, la inflación sí es para preocuparse

Sí, la inflación sí es para preocuparse

Columnas viernes 17 de febrero de 2023 -



*Seguimos lejos, muy lejos de lo que vivimos en otras épocas, pero no por eso debemos tomar actitudes pasivas

Quienes tenemos cierta edad cuando escuchamos hablar de inflación, o hiperinflación, sabemos de lo que hablamos.

En realidad, el fenómeno inflacionario actual parece un “juego de niños” comparado con lo que padecimos en la década de los ochenta del siglo pasado; los niveles de crecimiento de los precios generales eran verdaderamente exorbitantes.

Sin embargo, no hay justificación. Cuando escuchamos que desde la más influyente tribuna del país se señala que la inflación que hoy padecemos no es para preocuparse, y que “ya va a bajar”, eso quiere decir exactamente todo lo contrario.

La inflación que hoy padecemos sí es para preocuparse, sabemos que los gobernantes generalmente tratan de ser optimistas, pero también es un hecho que han llegado a caer en el absurdo de negar lo evidente y de tratar de dibujar escenarios que están muy lejos de la realidad.

Si bien estamos a “años luz” de aquellos años ochenta, no debemos bajar la guardia y dejarnos llevar por un falso optimismo.

Es un hecho que hoy padecemos un proceso inflacionario no visto en décadas, muchas generaciones de mexicanos no sabían lo que era un fenómeno como el actual, y esperemos que no padezcan lo que otras generaciones padecimos.

Por cierto, eso que padecimos en otras épocas inició años antes con tímidos repuntes de precios, y el falso optimismo de los gobernantes de entonces con aseveraciones de que no pasaba nada, que el fenómeno se controlaría porque ya llevaban a cabo las acciones pertinentes, y llegaron a decir que aquellos que pregonaban el aumento de precios faltaban a la verdad y en realidad tenían otros objetivos.

Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia.

El repunte inflacionario en México sí es para preocuparse; sí debe llevarnos a la reflexión sobre lo que pasa, sí debemos tomar medidas de tipo personal para evitar que nos afecte en demasía, y estar atentos a las acciones de gobierno. Nadie en su sano juicio quiere un repunte de precios ni advierte sobre lo que sucede con ganas de molestar, pero es un hecho que sí debemos preocuparnos por un fenómeno que está lejos de ser algo pasajero e insignificante.

Esta falta de sensibilidad no es exclusiva de México, sabemos que sucede en todo el mundo, incluso entre quienes se suponen que conocen de temas económico-financieros, que incluso se dicen expertos.

No podemos olvidar que gran parte del problema que hoy padecemos se lo debemos a la negación de los banqueros centrales, quienes cuando empezaron a surgir los primeros indicios del fenómeno inflacionario que hoy vivimos, lo negaron contundentemente señalando que eran repuntes transitorios.

Ante la evidencia de lo que sucedía, después se aventaron la puntada hasta de querer cambiar el significado de la palabra “transitorio”.
Sí, la inflación sí es para preocuparse. Es cierto que no vivimos lo mismo que nos tocó vivir a otras generaciones en la década de los años ochenta del siglo pasado, estamos muy lejos, pero no por eso debemos hacer como que no sucede nada o sucede poco, mucho menos confiar en palabras y declaraciones de quienes tratan de dibujar un falso panorama optimista también en lo económico, incluso considerándose “expertos” en el tema, por contar con información de primera mano sobre lo que sucede en el país.

Como hay cosas que los ciudadanos comunes no podemos controlar e influir en ellas, nuestra tarea es sencilla en apariencia, pero muy relevante para nuestros objetivos personales y sobre todo para nuestro bolsillo.

Es importante hoy más que nunca ser cuidadosos con lo que gastamos y sobre todo cómo lo gastamos. Cuidar las deudas al extremo, evitar endeudarse sin necesidad alguna; modificar nuestros hábitos de consumo, buscar opciones.

No se trata de llegar a la austeridad total, sino de ser más eficientes y eficaces en la administración de nuestros recursos.

Sí, la inflación sí es para preocuparnos, pero sobre todo y porque nadie más lo hará por nosotros, la alta inflación que hoy padecemos sí es para ocuparnos de cuidar nuestro dinero.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13. Columnas
2024-06-17 - 01:00
La justicia está por encima de los mercados? Columnas
2024-06-17 - 01:00
El extraño caso de Rayón Columnas
2024-06-17 - 01:00
Medios parciales de Veracruz Columnas
2024-06-17 - 01:00
Los procesos de transformación en México Columnas
2024-06-17 - 01:00
LA SALUD DE BIDEN Columnas
2024-06-17 - 01:00
Musicología Columnas
2024-06-14 - 11:08
TIRADITOS Columnas
2024-06-14 - 01:00
Línea 13. Columnas
2024-06-14 - 01:00
La rebatiña al interior del PRD Columnas
2024-06-14 - 01:00
Bitcoin en 200,000 dólares, ¿una locura? Columnas
2024-06-14 - 01:00
+ -