facebook comscore
Sociedad de privilegios

Sociedad de privilegios

Columnas viernes 21 de octubre de 2022 -

El término “privilegio”, puede remitirnos exclusivamente al conjunto de beneficios adquiridos por un sector que recibe el adjetivo de “privilegiado”. Ser privilegiado implica la ostentación de ventajas económicas; educativas; legales y de tratamiento simplemente porque ante la circunstancia histórica de su sociedad, se le concede tal beneficio que implica una distinción frente a todos los demás, obteniendo ventajas.

Las sociedades modernas, son producto de la conciencia de la injusticia de los privilegios, que fueron característica de la sociedad feudal. Todos pensarán que los beneficios se limitaban a los sectores tradicionalmente vinculados con las élites: nobleza, clero o milicia, pero lo cierto es que semejantes excepciones llegaban a diversos sectores de la sociedad por algún determinado hecho. Las cofradías, por ejemplo, ciertas poblaciones pobres o de migrantes pobladores de lejanas tierras, obtuvieron históricamente privilegios sin ser remotamente parte de las élites, sino por responder a intereses, como lo es el caso de migrantes dispuestos al riesgo de adentrarse en zonas inhóspitas a cambio de porciones territoriales importantes que debían defender con la vida.

A partir de la construcción de los estados modernos, las grandes monarquías absolutas, fundamentan y defienden los principios de los que durante el liberalismo se denominará “estado de derecho”, que bajo un principio igualitarista de la ley y un proceso jurídico perfectamente establecido, se eliminen privilegios que representaron eternamente un conflicto entre las coronas e instituciones añejas que apelaban permanentemente a sus privilegios, para no acatar a una legalidad que debía de ser común: la iglesia, la nobleza y las poblaciones se alzaron en pos de añejas canonjías.

En América, los privilegios tienen orígenes diversos, en el caso de las poblaciones indígenas, nacen como una necesidad de protección ante la violencia de los primeros años de la campaña colonizadora hispánica y que, tras el debate de Valladolid, Carlos V decide proteger a los pueblos originarios concediéndole privilegios tales como el no ser juzgados por la inquisición; no ser juzgados por tribunales civiles limitados a españoles o criollos; la propiedad de sus tierras comunales, etc. Son privilegios porque esos beneficios se limitaban a poblaciones específicas, distinguiéndose de otras castas.

Con el paso del tiempo, los privilegios se terminaron concentrando en diversos sectores de la población, divididos racialmente (castas), que ni aún con el proceso independiente y la construcción de una nación soberana, pudieron ser desterrados de una sociedad en la que el privilegio quedó enraizado al grado de confundirlo con el derecho, que es por fuerza su antagónico, porque el principio igualitario contrasta con el exclusivismo con el que muchos sectores de la población, no necesariamente pertenecientes a las élites, se mueven. El privilegio mueve a grupos que luchan por mantener sus excepciones, lanzándose en contra de las instituciones estatales. Su lucha lleva un nombre: desacato.


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Megamarcha, fiesta de la democracia Columnas
2022-11-28 - 01:00
LA MANADA, UN ACTO DE BRUTALIDAD Columnas
2022-11-28 - 01:00
“Polariza” y vencerás Columnas
2022-11-28 - 01:00
Puntos Finos de la Reforma Electoral Columnas
2022-11-28 - 01:00
EL FRACASO DIPLOMÁTICO DE EU Columnas
2022-11-28 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2022-11-28 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-11-28 - 01:00
Nuevas masculinidades. Columnas
2022-11-28 - 01:00
El Zacatecas de hoy Columnas
2022-11-28 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2022-11-25 - 01:00
Violencia y facturas Columnas
2022-11-25 - 01:00
La Fed bajará el ritmo, pero no el objetivo Columnas
2022-11-25 - 01:00
+ -