facebook comscore
“Lo perdimos todo, todo, eran 40 años de trabajo”

“Lo perdimos todo, todo, eran 40 años de trabajo”

Nación viernes 29 de mayo de 2020 - 01:01

Carolina Espina, corresponsal

La tristeza en su rostro es indescriptible. Las lágrimas que corren por sus mejillas no pueden ocultar no solo el sufrimiento físico, sino también el emocional, ese que más duele. 10 años de trabajo en la elaboración de huaraches, sandalias y bolsas de cuero, se terminaron en dos horas consumidos por el fuego. Don José Silva fue uno de los comerciantes de la Central de Abasto que perdió prácticamente todo en el incendio que la noche de este miércoles arrasó con más de 200 locales en Oaxaca.
Con pala en mano, cubrebocas, una gorra vieja y miles de sentimientos encontrados, don Pepe, como es conocido en el mercado, señala que el negocio heredado por sus padres, iniciado hace 40 años, es el sustento de tres familias, ya que lo mantenían con el trabajo de sus dos hermanos y él.
“Ahora lo perdimos todo, todo”, dice mientras voltea hacia atrás, tratando de disimular las lágrimas. “No sé qué vamos a hacer, toda esta mercancía era de años de trabajo, sí de por sí las ventas estaban por los suelos, ahora con esta desgracia, ya no sé, me duele porque era dinero, tiempo y esfuerzo invertido”, dice.
Y es que la noche del pasado miércoles el Servicio de Emergencia 911 recibió un reporte de incendio que señalaba como ubicación el Mercado de Abasto, la zona comercial más grande de Oaxaca que mantiene en su interior a más de 11 mil locatarios.
El fuego que inició en el área de artesanías se propagó rápidamente hacia la zona de canastos, la rampa y comedores, situación que provocó alarma entre los comerciantes que junto con las diversas corporaciones de auxilio organizaron largas filas con cubetas de agua para ayudar a sofocar el incendio.
Más de 500 integrantes del Heroico Cuerpo de Bomberos de Oaxaca de diferentes subestaciones de la capital, así como de municipios aledaños, arribaron al lugar para brindar auxilio y apoyo necesario ante la magnitud de la desgracia que por momentos parecía interminable y que finalmente duró aproximadamente seis horas.
El director de los Bomberos, Manuel Maza, sostuvo que lamentablemente el fuego avanzó rápidamente debido al material del que están hechos los locales y la forma en que están ubicados. Los primeros informes señalan que fue una probable chispa por trabajos de soldadura lo que habría provocado la deflagración.
“Fue muy difícil entrar hasta el área donde inició el fuego debido a la forma en como están ubicados los comercios, era una desgracia que era latente y las consecuencias afortunadamente solo son materiales, porque no se perdió ni una vida humana, ni tampoco hubo lesionados. El recurso de agua ocupado fue de aproximadamente 450 mil litros”.
La mañana de ayer jueves la desgracia se pudo ver a la luz del día. Comerciantes iniciaron trabajos de remoción y buscaron de diversas maneras rescatar lo que se pudo de los locales donde el fuego no alcanzó a llegar del todo.
Poco después del mediodía, el gobernador del estado, Alejandro Murat, arribó a la Central de Abasto, donde informó que destinará 100 millones de pesos para la reconstrucción del mercado.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -