facebook comscore
“Velad” señores gobernantes

“Velad” señores gobernantes

Columnas miércoles 03 de junio de 2020 - 01:01

En términos religiosos bien valdría la pena recordar aquella parábola que Jesús dijera a sus discípulos: “velad pues, porque no se sabe a qué hora ha de venir vuestro Señor”. Todo lo que está aconteciendo en el mundo es casi apocalíptico, primero nos llega una pandemia que mata a cientos de miles de personas y ahora vemos a Estados Unidos, el país más poderoso del planeta, convulsionarse ante las aguerridas protestas de sus ciudadanos por el asesinato del afroestadounidense George Floyd en manos de un policía blanco.
La inconformidad y rabia ante las acciones de racismo aun existentes en pleno siglo XXl deben poner a todos los gobernantes de las naciones en alerta; es decir, deben velar y no dormir tan tranquilos porque en cualquier momento se levantará la ira de los oprimidos contra los abusadores como está sucediendo en el país vecino.
¿Quién se iba a imaginar que la super potencia se vería tan vulnerable ante las protestas de miles y miles de hombres y mujeres que como pájaros en parvada salieron a las calles a enfrentar a la policía, a quemar patrullas, destruir inmuebles y crecer como un tsunami que inicio en Minneapolis y pasó por varias ciudades hasta llegar a Washington donde vive y despacha el presidente más soberbio, déspota, racista y grosero de todos los tiempos en aquella nación: Donal Trump?
Él, ese señor que atiza todas las mañanas, tardes y noches, el odio contra toda persona que no le resulta grata o considera inferior, se escondió como una “rata” asustada en los sótanos de la Casa Blanca luego de ver que ni la policía, la guardia nacional, el FBI y todas las corporaciones de seguridad podrían detener a la muchedumbre enardecida por el homicidio de Floyd.
Las imágenes son historia: ni los gases lacrimógenos y balas asustaron a los manifestantes cansados de tanto abuso, más bien, fue el presidente Trump el que amenaza todos los días con desatar la tercera guerra mundial, el temeroso, el cobarde, el patético gobernante que corrió a protegerse cuando se dio cuenta que la ira de los oprimidos estaba por saltar y tomar la Casa Blanca.
En esta ocasión no eran los negros solamente los que protestaban por las violaciones a sus derechos humanos, con ellos estaban los rubios, los de ojos azules que quieren un país seguro, libre y en paz para todos los que lo habitan. ¿Es tan difícil comprender que la dignidad logra vencer al miedo?
“Velad” señores gobernantes porque el hartazgo llegará como el viento, que no se sabe de dónde viene, pero cuando se presenta con fuerza es destructivo y ni la guardia nacional más grande detendrá el “ya basta”.
George Floyd se fue sin saber que su vida fue tan importante que levantó y unió al pueblo en contra del abuso.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -