facebook comscore
5 puntos: del TLCAN al T-MEC

5 puntos: del TLCAN al T-MEC

Columnas viernes 03 de julio de 2020 - 00:17

Este 1 de julio, entre noticias por aumentos de casos de Covid-19 en el país, de manera silenciosa y hasta mecánica entró el vigor el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que substituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que, desde el 1 de enero de 199, fue el sustento para la diversificación y mundialización de la economía mexicana así como para la atracción y retención de montos importantísimos de inversión extranjera, tanto de Brown como de Green field, que generó miles y miles de plazas laborales en el país. De esas que ahorita necesitamos tanto, dado el ritmo de destrucción de fuentes de empleo que estamos observando desde abril.

1. Ni nirvana ni hades. Para poder abordar con realismo las perspectivas de México frente al T-MEC, hay que desmitificar tanto al TLCAN como a sus resultados. En este sentido, lo primero es aclarar que no fue el paraíso en la tierra que algunos describían ni el infierno que otros, hasta hace algunas cuantas semanas anunciaban pero que ahora se desviven en loas al T-MEC, profetizaban.

2. 5 de 5. El T-MEC tuvo efectos negativos, como prácticamente todas las políticas, pero creo que fueron más sus resultados positivos de arranque, creo que cumplió a cabalidad con los objetivos que se estableció desde su inicio:
• Promover acceso creciente y estable de las exportaciones mexicanas a los Estados Unidos;
• Establecer un mecanismo ordenado, racional y atractivo para la inversión extranjera y así generar más y mejores empleos;
• Apoyar a la estabilidad macroeconómica;
• Convergencia e los ciclos económicos de Estados Unidos y México;
• Ampliar red de acuerdos y tratados.

3. El lado obscuro de la luna. Si algo se le puede criticar al TLCAN original es que no necesariamente generó mayores equidades en la economía mexicana. De hecho, al generar una plataforma económica más sólida para la “economía de exportación” de facto generó una división. Sin embargo la culpa no es en automático del Tratado sino de las rigideces históricas, y actuales, que hacen tan fuerte esta división.

4. Despetrolización. En 1995 casi el 60% de las exportaciones hechas por México se vinculaban con los hidrocarburos y la proporción era similar en el caso de los ingresos del Gobierno federal. Hoy nuestra economía reíste mucho mejor los cambios en el precio del petróleo porque únicamente el 5% de nuestras exportaciones se relaciona con el hidrocarburo y algo así como el 20% de los ingresos Federales.

5. Morbo. Sinceramente ¿no les divierte, aunque sea poquito, ver al presidente López Obrador celebrar la continuidad del que fuera el proyecto histórico del Presidente Salinas, cuando antes lo catalogaba como “innombrable”?

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Académicos y policías Columnas
2020-08-10 - 01:14
Los viajes Columnas
2020-08-10 - 01:03
Neurodiversidad Columnas
2020-08-10 - 00:55
Un gabinete de grandes Columnas
2020-08-10 - 00:52
El estado prohíbe la libertad Columnas
2020-08-10 - 00:38
Las omisiones legislativas en la Corte Columnas
2020-08-10 - 00:37
+ -