facebook comscore
Barbarie o política en el Senado

Barbarie o política en el Senado

Columnas lunes 10 de enero de 2022 -


Existe una fractura entre sociedad y representantes que terminan por marginar la democracia y anular la representación popular. La dinámica de las sesiones en la Cámara de Senadores y sus contenidos irregulares afecta la democracia y desgasta el sistema de partidos.

Lo mismo ocurre en la Cámara de Diputados creando un Congreso que en lugar de buscar la democracia nueva, renovada, más sólida que es una preocupación de los líderes contemporáneos, de catedráticos y ciudadanos, se convierte en una arena de luchas personales.

Porque no sólo es tiempo del perfeccionamiento de la democracia sino de la búsqueda de una nueva forma de practicar la democracia, que implica una pedagogía política amplia en la comunidad que nutra nuevas formas de convivencia social, cuyos integrantes deben contar con mayor capacidad de decisión y disminuir las atribuciones del poder, que es la consigna de los liberales, y cuya evolución debe ser permanente.

En el Senado existe una conducta más parecida a la de un comedor de reclusorio que a la de un cuerpo del Poder Legislativo, donde se muestran tribus, territorios, bastiones, barbarie, violencia generalizada y agresión selectiva. Esto no representa a nadie, ni las estridencias de las senadoras del PAN ni las traiciones de los senadores de Morena son tarea digna de los senadores. La sociedad es la columna vertebral de la democracia, pero los legisladores desconocen las inquietudes y necesidades de la gente que representan, a partir de juegos de dominio individual, con intereses de grupo tan reducidos y minoritarios que ni siquiera son capaces de crear una comisión. La población no sólo elige el liderazgo político a través del voto, sino que tiene derecho a imponer la agenda del debate en las cámaras.

Lo que vemos en el Senado es una oposición vacía de argumentos y un partido en el poder que al carecer de contrapeso se vuelve autoritario, lo cual le arrebata a la sociedad el derecho a ser la vanguardia del desarrollo político del México cuyo contenido tiene que reflejarse en el Congreso.

La práctica política sólo puede ejercerse en la democracia. No basta ser político para llevarla a cabo. En otros regímenes la interacción es más vertical y no crea acuerdos sino órdenes.

Las actitudes de partidos como el PAN no corresponden a una democracia porque tienden a descalificar al contrincante y no debate sobre las decisiones de gobierno. El resto de los partidos carecen de una verdadera representación senatorial, pero también muestra su adicción a la descalificación que diluyen la democracia hasta desaparecerla.

Ante esta realidad no hay garantía de buen gobierno, que procura el beneficio comunitario. Si valoramos al Poder Legislativo como el puente entre la sociedad y el poder encontramos abismos que rompen con sus representados y sólo crean armonía con sus intereses personales.


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
“No apto para Primer Ministro” Columnas
2022-01-19 - 06:51
GOBIERNOS DE OPOSICIÓN: SE VEN Y SE SIENTEN Columnas
2022-01-19 - 01:00
Que las escuelas se mantengan abiertas Columnas
2022-01-19 - 01:00
Sobre aviones, 5G y la compra Activision Columnas
2022-01-19 - 01:00
¿Cripto qué? Israel González Delgado Columnas
2022-01-19 - 01:00
Perfil del relevo de Lorenzo Columnas
2022-01-19 - 01:00
Italia, leyes y jueces contra la mafia Columnas
2022-01-19 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-01-19 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-19 - 01:00
Repensar los partidos políticos Columnas
2022-01-18 - 14:54
El discurso de odio de la oposición Columnas
2022-01-18 - 01:00
La batalla por la Revocación, una crónica Columnas
2022-01-18 - 01:00
+ -