facebook comscore
Con las llantas por delante

Con las llantas por delante

Columnas martes 12 de mayo de 2020 - 00:57

Nada será igual, cuando se regrese a lo “normal”, claro. Ninguna medición, indicador, referencia o comparativo se podrá hacer de la misma forma que antes de este rompimiento que la pandemia Covid-19 vino a colocar en medio de la humanidad que empezaba a perder el enfoque entre lo real, lo natural, lo divino y los mandatos.
Cuál será la manera de medir el producto interno bruto (PIB) de una nación, o las aportaciones e influencia económica que tendrán cada uno de los actores productivos, si ningún regreso o acción para renacer será igual. Las puertas se empezarán abrir, pero ninguna a la vez.
Los primeros ya iniciaron o por lo menos ya los mencionan como reactivadores de la economía: todos aquellos que tengan que ver con la industria automotriz.
Hagamos memoria, con Donald Trump al frente del país más poderoso del mundo, nación que llegó a ese lugar tras aprovechar las guerras mundiales para ocupar el primer lugar en proveeduría bélica, también llegó el nuevo concepto de América para los “americanos” empezando por la industria automotriz (por delante también).
A las grandes marcas estadunidenses se les presionó para privilegiar las empresas que se encontraran dentro de ese territorio (luego del cierre de la planta de GM en Ohio) y a los negociadores del T-MEC para aumentar el porcentaje de las reglas de origen en el armado; además de conmocionar a la industria nacional con la disyuntiva de igualar el marco laboral con el estadunidense, en particular la paga por hora.
Después y ante la expansión del coronavirus se buscó que General Motors y Ford, principalmente, se convirtieran en fabricantes de ventiladores por obligación, “rapidito y de buen modo”, les ordenó Trump…
A mediados de marzo escribió en su cuenta de Twitter: "¡¡¡General Motors DEBE abrir de inmediato su estúpidamente abandonada planta de Lordstown, Ohio, o alguna otra, y EMPEZAR A HACER VENTILADORES, RÁPIDO!!!" (sic).
Ahora, la otrora boyante y prometedora industria automotriz va por delante… Los países que ya se ven dentro de una inminente reactivación y los que la planean para el cierre de este mes, llaman a uno de los sectores más golpeados por la crisis económica que se gestaba sin y con Covid-19 para abrir y cumplir su papel dentro de las cadenas de valor manufacturero
La industria mexicana automotor confirmó que en abril su producción cayó 98.8 por ciento y sus ventas 64.5 por ciento, y aunque sí aceptan ser los primeros en reactivarse también piden certeza en fechas de reinicio de la actividad, pues lo peor que puede ocurrir "es ser nosotros (México) los causantes de la disrupción de la industria automotriz".
“Se requiere certeza jurídica para estar claro sobre las leyes y normas en los que se operen tanto vehículos como en leyes laborales. Esto además de que se garantice la seguridad, el mal que afecta a toda la industria, porque solo así se puede atraer inversiones a México”. Acuse de recibo, por favor.







Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Estamos unidos mexicanos? Columnas
2020-06-05 - 01:25
Violencia política, partidos y tribunal Columnas
2020-06-05 - 00:59
Ni los médicos creen en cifras oficiales Columnas
2020-06-05 - 00:56
Salgamos del virreinato Columnas
2020-06-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-06-05 - 00:46
+ -