facebook comscore
Covid-19 
y su impacto

Covid-19 
y su impacto

Columnas martes 19 de mayo de 2020 - 00:33

Nos encontramos en una fase de constante transformación en nuestra vida cotidiana debido a la pandemia de Covid-19, misma que ha repercutido en el aspecto político, económico, social y desde luego, en el cultural. En la actualidad, museos, ferias, mercados, bibliotecas, espacios culturales, exposiciones, monumentos arqueológicos, artísticos e históricos, se encuentran total o parcialmente cerrados. Y aunque la UNESCO, así como diversas instituciones nacionales e internacionales, han movilizado esfuerzos para implementar medidas para ingresar a estos espacios por medio de las plataformas digitales, aún hay temas por atender.
Debemos tener presente que no todos estos espacios cuentan con la infraestructura y recursos para poder llevar a cabo estas tareas y que no todos tienen acceso a los mismos. Según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas, tan sólo 47 por ciento de la población de los países en desarrollo tienen posibilidad de acceder a internet, sin mencionar aquellos sectores que no cuentan con luz o un equipo de cómputo. Lo anterior, como en otras asignaturas, visibiliza las desigualdades sociales existentes que han limitado el acceso a la cultura.
Otro aspecto importante para resaltar es el de las condiciones de numerosos artistas, creadores y artesanos, particularmente aquellos que forman parte de la economía informal o que no laboran de manera continua, no sólo se han visto limitados en el pleno ejercicio de su actividad, sino que difícilmente pueden obtener los ingresos suficientes para subsistir; además de encontrarse desprotegidos al no contar con un piso mínimo de seguridad social.
Por otro lado, el patrimonio cultural inmaterial también ha sufrido cambios importantes. Los recursos se encuentran limitados y restringidos. Algunos de los rituales y tradiciones han tenido que suspender, posponer o modificar la forma en la que se llevaban a cabo, afectando a diversos grupos sociales; sin embargo, al mismo tiempo, algunos otros han diversificado sus expresiones y han permitido crear nuevos mecanismos de transmisión de las tradiciones culinarias, los relatos, los conocimientos técnicos relacionados con la artesanía y espacios culturales, frente a los cambios que estamos viviendo con el objetivo de que permanezca el patrimonio vivo durante esta nueva realidad.
Por todo lo anterior, es necesario reflexionar sobre los desafíos que vamos a enfrentar priorizando el acceso a la cultura como uno de los principales motores de transformación y cohesión social. Por ello, las reformas que se adopten deben estar aterrizadas al contexto nacional e incluir una evaluación minuciosa que permita identificar impactos, efectividad y temporalidad.
En ese mismo sentido, todos los actores involucrados debemos, desde nuestra trinchera, garantizar las herramientas necesarias para el ejercicio pleno de los derechos culturales y que se atiendan de manera integral sus repercusiones en la participación democrática y el acceso a oportunidades evitando la marginación, afectación y vulneración de los mismos.
Sigamos la conversación en nuestras redes sociales en Facebook, Twitter e Instagram como @DerechoaDebate

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El teléfono Columnas
2020-12-03 - 01:39
Tiraditos Columnas
2020-12-03 - 01:36
El desafío: creer Columnas
2020-12-03 - 01:35
Se trata de dinero Columnas
2020-12-03 - 01:30
Derechos digitales y elecciones Columnas
2020-12-03 - 01:15
FIL, festival orgullo de México Columnas
2020-12-03 - 01:13
+ -