facebook comscore
Cultura y accesibilidad para personas con discapacidad

Cultura y accesibilidad para personas con discapacidad

Columnas martes 28 de julio de 2020 - 00:48

Por Diego Guerrero García

La cultura es un elemento central en el catálogo de los derechos humanos y ocupa un papel importante para el desarrollo de otros derechos. Por lo tanto, los derechos culturales son aquellas prerrogativas que poseen todas las personas y que agrupan, por ejemplo, el derecho a la identidad cultural, expresiones artísticas, participación en la vida cultural, la propiedad intelectual, entre otras.
Debemos reconocer que existe un largo camino por recorrer, para lograr el acceso a la cultura y llegar a todos los sectores. De esta forma, las personas con discapacidad representan un grupo que se encuentra limitado, ya que, si bien es cierto que, algunos de nosotros podemos acceder a un monumento histórico o acudir al recorrido de un museo sin mayores complicaciones, no se puede negar que, al situarnos en un escenario en el que carecemos de facultades como la vista, el oído, o bien, la posibilidad de caminar o entender, nos muestran las barreras existentes para la accesibilidad universal a estos espacios.
En este sentido, la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad reconoce a este sector como aquellas personas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo, y que a su vez, se encuentran en una interacción con diversas barreras, mismas que obedecen en mayor medida a la adaptabilidad social para reconocer la riqueza de la diversidad y de los centros públicos, que impiden la participación plena y efectiva en igualdad de condiciones.
Por ello, el Estado mexicano requiere trabajar de manera conjunta con los diferentes grupos de la sociedad para reducir las barreras que limitan la participación en la vida cultural; en particular, es importante incluir la opinión de las personas con discapacidad, a fin de que contribuyan en el diseño de infraestructura, atendiendo los procesos de conservación y restauración del propio espacio. Además, es necesario el uso de las tecnologías, para tener avances importantes como el desarrollo de replicas de piezas arqueológicas por medio de impresiones en tercera dimensión, que permitan su interacción, por ejemplo, y finalmente, aunque no menos importante, la capacitación del personal que labora en los espacios culturales, para que puedan atender de mejor manera a todo visitante sin importar sus condiciones físicas o mentales.
Bajo este orden de ideas, resulta de suma importancia la construcción de políticas públicas y la sensibilización del gobierno, del sector privado y de la sociedad en su conjunto, con el objetivo de sumar esfuerzos para que ningún ser humano quede excluido de la participación en la vida cultural.
Por último, a través de estas líneas deseo destacar la invaluable labor que está realizando el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en particular, del Estado de México. Mi reconocimiento a Antonio Huitrón, Daniela Tovar y todo su equipo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
AMLO Y LAS TELEVISORAS Columnas
2020-08-05 - 01:00
¿Quién fue el ganador? Columnas
2020-08-05 - 00:59
El doble túnel de la pandemia Columnas
2020-08-05 - 00:59
Pacto Social o Juegos del Hambre Columnas
2020-08-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-08-05 - 00:48
+ -