facebook comscore
Desinformación

Desinformación

Columnas jueves 04 de junio de 2020 - 00:57

La comunicación social es uno de los aspectos que más se cuidan en las emergencias. Para los expertos en catástrofes consiste en enviar un mensaje claro, conciso y veraz sobre lo que está sucediendo, normalmente dividido en tres segmentos: lo que se sabe al momento, lo que se espera hacer, y la congruencia de las autoridades con las medidas que se están recomendando.
Existen prácticas de grupos criminales que, durante los desastres, generan rumores para desorientar a la población; además, aprovechan la distracción para robar, estafar y cometer una serie de delitos, escudándose en la desgracia y en que las fuerzas del orden están apoyando a la población.
Es por ello que las autoridades de Protección Civil saben de la importancia de mandar mensajes claros, ya que la confusión puede generar mayores desgracias personales y materiales que el fenómeno perturbador causante de la emergencia.
El caso viene a colación porque el vocero del gobierno federal ha sido desvirtuado por la información presentada de los contagios y muertes por el coronavirus; misma que ha sido calificada de sesgada y, en el mejor de los casos, poco transparente; incluso, fue detonante para que los gobernadores, incluyendo la jefa de gobierno de la Ciudad de México, estuvieran en desacuerdo con las cifras presentadas, pues no corresponden a la realidad que se está viviendo en cada estado de la República.
En México, se estima que el número de muertos es tres veces mayor a lo reportado y la cantidad de contagiados ronda las 800 mil personas, en esto coinciden varios estudios tanto nacionales, como extranjeros.
No sé cuáles fueron los motivos que llevaron a López-Gatell a poner en riesgo la credibilidad del gobierno mexicano y la suya, en momentos en que no importa la presión política; se debe ser veraz, forjar confianza y dar certeza.
Las personas que lo presionaron lo van a dejar solo, no lo van a respaldar y cuando salga a la luz la verdad, lo van a denostar; así es la política, por eso jamás se debe combinar la atención de un desastre con la política, es lo primero que se enseña cuando esta uno a cargo de administrar una emergencia. Me extraña de él.
Esta semana el presidente la República ha dado banderazo al Tren Maya en pleno semáforo rojo, con esto ha dado un mensaje confuso a la población. Además, dijo que está preocupado por las cifras de contagio y muertes en Tabasco y la Ciudad de México, aunado a comentarios como: “que se queden en casa, que no salgan” ¿en serio?
EN POSITIVO, me parece loable la labor hecha por la Dra. Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, por tomar medidas claras, respaldarse en un comité técnico científico, además de dar mensajes mesurados, entendibles y contundentes, por lo menos en el epicentro de los contagios hay acciones que dan certeza y confianza.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Terrones de azúcar Columnas
2020-07-10 - 01:14
Amigos en el poder Columnas
2020-07-10 - 01:08
Elecciones en tiempos de la COVID-19 Columnas
2020-07-10 - 01:07
Depuración Columnas
2020-07-10 - 01:03
SEMAFORO VERDE Columnas
2020-07-10 - 01:00
+ -