facebook comscore
Dogmáticos (ad hominem)

Dogmáticos (ad hominem)

Columnas viernes 09 de septiembre de 2022 -

La falacia ad hominem es aquella que refiere una posición claramente lastimera en contra de una persona por su clase social, género, identidad sexual, nacionalidad, educación, postura política, etc… Cualquier tipo de posicionamiento con respecto a otra persona, debe de darse dentro de cuestiones completamente objetivas, en donde la discusión sobre las ideas primen, y sean estas las cuestionadas, y, siendo el caso, se desechen ante la evidencia.

Cuando un sujeto, apelando a una supuesta condición de superioridad, minusvalore a otro, por cuestiones completamente al margen de las ideas, pues presume la posesión de un saber que lo autoriza a su desprecio, claramente tenemos a un correligionario de una falacia que ostenta mucho de perfidia.

Las ideologías, o pensamientos de grupo, en donde se esconde mucho de desprecio por quienes no comulgan con “el ideal”, históricamente hablando, ya sea en posturas de ultraderecha, como el nacionalismo feroz, o de izquierda, con posiciones como la lucha de clases y el desprecio a lo emanado de la burguesía, son expresiones que conllevan un discurso de odio que no queda en simples posicionamientos académicos, pues se traducen en los fundamentos del radicalismo que en sujetos poco inteligentes, les puede conducir a crímenes de todo tipo, en donde el exterminio puede ser la más cruda de sus manifestaciones.

El cuidado sobre el uso de las palabras, por más que expresen el legítimo derecho a la libre expresión de las ideas, no puede, sin embargo, permitirse el degradar al otro pensando en que ostenta el tan chocante, como falso, patrimonio de la verdad. En nombre de la verdad, la sociopatía ha encabezado los peores crímenes de la historia, y estos inician cuando la gente más común, poco informada de su contexto, se compromete con el dogma y encabeza sus purgas con felicidad manifiesta.

El lanzarse en contra de los medios de comunicación por expresar posiciones diferentes a su ideología, el descalificar a estudiosos por el solo hecho de ser “burgueses”, “aristócratas” o impartir cátedra en colegios privados (...), siguiendo el arquetipo mañanero que diariamente atenta en contra de la lógica básica, además de evidenciar la inferioridad intelectual del que lo proclama, y dejar en claro su ideario, es expresión de un ad hominem permanente.

El peligro de no contestar a los apologetas de “la verdad”, se traduce en colaborar para que el proceso ideológico permanezca con las consecuencias que ya sabemos. Cuando la quema de libros en la plaza de la Universidad von Humboldt, lanzó a la “pira purificatoria” que lo mismo destruía a Zweig que a Hesse, el desprecio al otro ha dejado una lección imborrable, pues fue la gente común, convencida por esos violentadores del lenguaje, la que unos años más tarde se lanzaría en un proyecto de violencia incomparable.

No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Balcón Público Columnas
2022-09-28 - 05:46
Cultura activa de protección civil Columnas
2022-09-28 - 01:00
Ciberseguridad Columnas
2022-09-28 - 01:00
Las iraníes dicen ¡Basta! Columnas
2022-09-28 - 01:00
Qué es ser de izquierda hoy (II) Columnas
2022-09-28 - 01:00
El nearshoring no lo es todo Columnas
2022-09-28 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-09-28 - 01:00
¡Cada día son más! Columnas
2022-09-28 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2022-09-27 - 01:00
Taxonomía de la Violencia Política Columnas
2022-09-27 - 01:00
LA SEÑORA GOBERNADORA Columnas
2022-09-27 - 01:00
UK, pensar fuera de la caja resulta caro Columnas
2022-09-27 - 01:00
Verguenzas y abyecciones Columnas
2022-09-27 - 01:00
Su Majestad Imperial, Santiago Creel. Columnas
2022-09-27 - 01:00
Guardia Nacional: los tres frentes Columnas
2022-09-27 - 01:00
Línea 13. Columnas
2022-09-27 - 01:00
+ -