facebook comscore
EU, estampas electorales: Obama

EU, estampas electorales: Obama

Columnas martes 04 de agosto de 2020 - 01:13

Por Sergio González

La semana pasada, dos líderes políticos estadounidenses presentaron en público su visión del mecanismo electoral y de la democracia en general. Son ópticas diversas que sintetizan una ansiedad nacional en los prolegómenos de una elección presidencial que se ve venir agitada y quizá controvertida en menos de 90 días.
El miércoles pasado, en el funeral del congresista John Lewis, figura fundamental de la lucha por los derechos civiles y las libertades democráticas, el expresidente Barack Obama pronunció una extraordinaria pieza retórica sobre el estado actual del régimen democrático de los Estados Unidos, en la que se dolió expresamente de varias debilidades del sistema electoral de su país.
Demandó revitalizar la histórica ley de derechos electorales de los años sesenta, (junto con sus renovaciones y actualizaciones recientes), para que el registro al padrón electoral sea automático; propuso que las leyes que exigen identificación en la casilla sean razonables y equitativas, más que una técnica de supresión de derechos; que recuperen su derecho al voto los ciudadanos y las ciudadanas que estuvieron en prisión y cuya condena se ha extinguido, pues ya han pagado su deuda a la sociedad; que se añadan más casillas cada elección en lugar de suprimirlas; que a la vista de la emergencia sanitaria se debe ampliar el derecho a votar por anticipado y/o por correo, en defensa y promoción del derecho a la salud.
Que el día de las elecciones sea inhábil para que más gente pueda votar y que no se le descuente el día a los trabajadores si faltan por esa razón; que todos los votos valgan igual (una persona, un voto), y que la demarcación geográfica de los distritos sea tal que permita que los electores seleccionen a sus representantes y no al revés, como sucede con la distritación diseñada y ejecutada con criterios políticos por la mayoría de los congresos locales; que votar debería ser un deber además de un derecho y que se deberían desterrar esas prácticas que desalientan la participación a través del miedo y el cinismo, pero que si persisten, sean ignoradas y toda persona vaya a votar el próximo 3 de noviembre, en la que está en juego, nada más, el alma de la nación.
Al terminar Obama su elegía, me congratulé de nuestro sistema electoral mexicano, que es desde hace años superior al de nuestros vecinos del norte; es robusto, eficaz y reconocido en todo el planeta, y ya ha resuelto también hace décadas muchos de los asuntos que aún hoy son dolencias norteamericanas. Así, con ese orgullo nacional que la perspectiva internacional ofrece, confirmo que no estamos en problemas y que, en 2021, en la más grande elección del México contemporáneo, todo saldrá bien. El jueves, la visión de Donald Trump.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La piedra angular de los derechos humanos Columnas
2020-09-30 - 02:20
La violencia en manifestaciones.  Columnas
2020-09-30 - 02:08
¿Qué sabe Harfuch de los normalistas? Columnas
2020-09-30 - 02:02
TIENEN BANDERA ROJA PENALES DE PUEBLA. Columnas
2020-09-30 - 02:00
Infancia trans y enfoque de niñez Columnas
2020-09-30 - 02:00
+ -