facebook comscore
El imaginario golpe

El imaginario golpe

Columnas lunes 22 de marzo de 2021 - 01:21

La oposición confunde la descalificación con la tarea de proponer alternativas diferentes a las del gobierno. Eso sucede cuando se estrena como disidente y acostumbrada a estar en el poder confunde golpeteo con tarea partidista.

La desesperación por no ocupar el poder crea, en poco más de dos años, un golpe de Estado imaginario. Una esperanza elitista que no logran concretar. La diversidad de intereses y la carencia de necesidades reales de esa oposición, lejos de cohesionarla la divide, aunque tengan como objetivo común derrocar al gobierno. Hasta ahora,ven que por medio de las urnas no es tan fácil, a pesar de la guerra de amparos, demandas, exigencias de renuncias y caravanas vehiculares.

Las triquiñuelas de los opositores no sólo instalados en los partidos sino en el INE, tienen en el imaginario político un golpe de Estado con el disfraz de democracia y así se muestran sin tapujos. Limitar lo que llaman sobrerrepresentación, cercenando la voluntad popular en las curules plurinominales, evidencia la postura de los consejeros electorales. Por otra parte, los amparos contra la reforme eléctrica ubica a los empresarios en la posición política en la que siempre han estado.

Sueñan con un golpe de Estado suave, que surja de una mayoría opositora en el Congreso, porque los cuartelazos ya no funcionan y en este momento el Ejército Mexicano está en armonía con el gobierno.

Sin duda la acción de no pagar impuestos podría crear un partido político en México. Pero éste asunto es solo uno de los muchos eslabones que deben reunirse para organizar un golpe de Estado; sin embargo, lo que la oposición realiza en su intento de golpe es reducir el número de personas que surjan de este régimen.

Es decir, combatir de manera ruda la actual administración pública para desmotivar a los sucesores de esta primera generación de funcionarios de seguir por el mismo camino. Cortarlo de raíz o desviarlo colocando por medio terror y amenazas no logra influir aún en la administración pública actual.

Los cambios de régimen, pacíficos o no, que transforman la anacrónica quietud del conservadurismo, suelen crear generaciones de políticos que siguen con ideales y acciones el proyecto inicial. Eso también tratan de impedir los opositores. No quieren repetir la derrota, no es una derrota de su partido, es la pérdida de sus intereses. En el imaginario de la oposición el golpe de Estado se vuelve utopía, pero no desisten porque sus finanzas e intereses no resisten mucho sin volverse vulnerables. Piensan en que antes de terminar el sexenio, este régimen, que pareciera de un solo hombre, debiera terminar con sus herederos, y de paso castrar una generación que continúe con el pensamiento y la acción de ese triunfo electoral ocurrido el 6 de julio de 2018.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
INE, árbitro polémico y en riesgo Columnas
2021-04-21 - 01:00
Superliga: Sólo 48 horas de rebelión Columnas
2021-04-21 - 01:18
El Sucesor Columnas
2021-04-21 - 01:03
Línea 13 - 21 abril 2021 Columnas
2021-04-21 - 00:59
La renovación del Poder Judicial Columnas
2021-04-21 - 00:58
Ciudades violentas Columnas
2021-04-21 - 00:45
Amparo contra padrón de celulares Columnas
2021-04-21 - 00:43
Tiraditos - 21 de abril de 2021 Columnas
2021-04-21 - 00:41
Un 10% muy interesante en MLB. Columnas
2021-04-21 - 00:37
Línea 13 - 20 abril 2021 Columnas
2021-04-20 - 01:00
Alcaldías sin reelección, para Morena son Columnas
2021-04-20 - 01:00
Violencia política y elecciones Columnas
2021-04-20 - 01:00
Dignidad hasta el fin: “Mar adentro” Columnas
2021-04-20 - 01:00
La crisis negada Columnas
2021-04-20 - 01:00
+ -