facebook comscore
El mayor miedo es terminar en una fosa común en Nueva York: Migrantes guerrerenses

El mayor miedo es terminar en una fosa común en Nueva York: Migrantes guerrerenses

Global jueves 16 de abril de 2020 - 00:55

Luis Carlos Rodríguez G.

“Nuestro mayor miedo es contagiarnos de coronavirus, llegar a un hospital, morir y terminar en una fosa común de Nueva York”, expresa Saúl Quizet Rivera, migrante mixteco y oriundo de Metlatónoc, uno de los municipios más pobres de México.

El vendedor de flores y quien radica en el Brooklyn manifiesta el sentir de miles indígenas mixtecos, tlapanecos y nahuas de la Montaña de Guerrero que radican en Nueva York y que están enfrentando sin empleo, sin apoyos económicos gubernamentales la pandemia del Covid-19, con el agravante de que un porcentaje no hablan español, ni inglés.

En entrevista con ContraRéplica narró como viven miles de indígenas mexicanos, no sólo de Guerrero, sino también de Veracruz, de Chiapas, de Oaxaca, de Puebla y de Michoacán, la pandemia en la Gran Manzana, donde la mayoría están sin empleo y por su estatus migratorio no pueden acceder a los programas de apoyo del gobierno de Estados Unidos.

“Muchos paisanos, no sólo de Guerrero sino de otros estados, tienen miedo de salir, de contagiarse de coronavirus. Lo más grave es que mucha de esta población apenas habla español y mucho menos inglés, por lo que de llegar a un hospital ni siquiera entenderán la gravedad del problema. Ellos están en sus casas, sin dinero, sin apoyos, sin despensa, con la urgencia de pagar la renta y con el miedo de contagiarse e ir a un hospital”, apuntó.

Saúl, quien hace siete años emigró desde la Montaña de Guerrero a Nueva York para romper con el círculo de pobreza familiar, ha trabajado como lavaplatos y ahora es propietario de un puesto de flores, dijo que con sus paisanos comparte el miedo de morir en la Gran Manzana, ser enterrados en una fosa común y nunca regresar a sus pueblos.

“Es mi temor grande. Yo tengo dos hijos y a mis padres en mi pueblo que se llama Yuvinani, municipio de Metlatónoc. Es muy duro pensar que nos podemos quedar por acá en una fosa y nunca regresar a nuestra tierra”, indicó el joven guerrerense.

Expuso que a través de la organización Ti Toro Miko, conformada por una veintena de paisanos, mujeres están elaborando cubre bocas, las cuales sirven para tener un recurso económico en esta crisis y otra parte se regalan a mexicanos que aún siguen trabajando.

“Los paisanos de Guerrero la están pasando muy mal. Una conocida está en su casa, sin empleo, con dos hijos, con miedo de salir y la despensa que tiene sólo le durará unas dos semanas. Son personas que viven al día y una vez que se quede sin comida, no sabe qué pasará con ella y su familia”, narró.

“Otros paisanos están encerrados en sus casas, con temor al contagio” porque en Nueva York ya han muerto más de 11,000 personas, de ellas más de un centenar de mexicanos. De acuerdo al Gobierno de Guerrero habrían muerto al menos seis de ese estado.

La organización Ti Toro Miko, que promueve el trabajo artesanal de mujeres que confeccionan ropa y la cultura y música de Guerrero, a través de redes sociales informan en las lenguas mixteca, tlapaneca y nahua de la situación sobre el coronavirus, las medidas de prevención y solidaridad frente a la emergencia sanitaria.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -