facebook comscore
El sábado inicia proceso de defensa

El sábado inicia proceso de defensa

Global viernes 24 de enero de 2020 - 00:55

Por Redacción

La defensa del mandatario estadounidense, Donald Trump, se basa parcialmente en un argumento esgrimido durante el juicio político contra el presidente Andrew Johnson hace más de 150 años: debe haber delito para que haya proceso de destitución, pero la mayoría de los juristas no coincide con esa premisa, entre ellos un profesor en Derecho convocado por los republicanos para que presentara argumentos contra el juicio a Trump durante la investigación de la Cámara de Representantes.

Un abogado de Johnson arguyó en su declaración inicial ante el Senado que el entonces presidente no podía ser destituido porque no era culpable de delito alguno. Johnson fue absuelto por diferencia de un solo voto. Uno de los abogados de Trump, Alan Dershowitz, dijo que el mismo argumento será fundamental en la defensa constitucional que hará del mandatario: debe haber una “conducta delictiva” para que haya juicio político.

El punto en controversia es el criterio de la Constitución para concretar el juicio político: “traición, soborno u otros delitos mayores y menores”. Con el paso de los siglos, el entendimiento es que el umbral abarque delitos reales -ha habido jueces sometidos a proceso de destitución por abuso sexual o por pedir sobornos, entre otras infracciones-, pero también comportamiento impropio no penal como estar borracho en el estrado o favoritismo en el nombramiento de síndicos de quiebra.

Johnson fue sometido a proceso de destitución tras ser acusado de violar la Ley de Ejercicio del Cargo, que prohibía a los presidentes despedir a ciertos funcionarios sin la aprobación del Senado, porque destituyó al secretario de Guerra, Edwin Stanton.

La defensa de Johnson cuestionó la constitucionalidad de esa ley, ahora extinta y durante el juicio político en 1868, uno de los abogados del mandatario afirmó en su argumento inicial que una falta meritoria de un juicio político “se refiere a y sólo incluye, delitos penales graves contra Estados Unidos”.

“No puede haber delito, no puede haber falta sin una ley, escrita o no escrita, expresa o implícita”, dijo Benjamin Robbins Curtis, abogado de Johnson. “Debe existir alguna ley; de lo contrario no existe delito. Mi interpretación de esto es que los vocablos ‘delitos graves y faltas’ implican ‘infracciones contra las leyes de Estados Unidos’”, el también exministro de la Corte Suprema.

Dershowitz, que tiene previsto hacer una presentación constitucional ante el Senado en unos días, dijo el domingo al programa State of the Union de la cadena CNN que parafraseará el argumento de Curtis de que “los redactores de la Constitución concibieron que la conducta meritoria de un proceso de destitución sea sólo una conducta delictiva o prohibida por el derecho penal”.

“Ese argumento prevaleció. Siendo abogado en el equipo de defensa del presidente, lo esgrimiré contra el juicio político. Es mi papel. Está muy claro. Lo he hecho antes”, declaró Dershowitz.

Sin embargo, juristas y los demócratas rechazan la aseveración de que una falta que dé pie a un juicio político deba ser un delito encausable.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -