facebook comscore
Estado de bienestar

Estado de bienestar

Columnas lunes 08 de junio de 2020 - 00:36

La organización social que hoy conocemos como "Estado", ha evolucionado a lo largo de la historia hasta llegar a su actual conformación, que se considera la mejor forma de organización posible para el cumplimiento de fines comunes.
Entre los fines del Estado se reconocen el garantizar el orden, la paz, la seguridad de las personas, alcanzar la justicia y el bien común o bienestar general.
Este último se entiende como la suma de bienestares individuales, a través de la construcción de las condiciones necesarias para que cada persona pueda generar su propio bienestar.
El objeto de toda forma de organización de personas, es sin duda alcanzar beneficios para quienes conforman una sociedad.
Ninguna persona permanecería voluntariamente dentro de cualquier figura asociativa, que no le produzca un beneficio propio.
En una organización social como el Estado, es previsible que tales beneficios se diluyan en el tiempo, y también podemos observar que el beneficio compartido con la comunidad adquiere un carácter “difuso” que podría no permitir su reconocimiento como beneficio individual.
En los siglos XVIII y XIX se crearon al menos dos modelos alternativos de organización estatal: el “estado liberal” (o “burgués”) y el “estado social” (“estado de bienestar” o welfare state).
Cada uno de ellos, con características y particularidades distintivas: Mientras que el estado liberal se basa en elementos como la defensa de los derechos y libertades individuales, y la menor intervención del estado en la economía, (estado “gendarme”, cuyo fin principal es resguardar el orden público, bajo el principio de “dejar hacer y dejar pasar”) el estado social o “estado de bienestar” pretende un papel activo del estado para garantizar los derechos colectivos (derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, o DESCA) y una mayor intervención del estado como agente económico con una función activa en la regulación del mercado.
El “estado de bienestar” es mucho más que “paternalista”. Su concepción ideológica, fundada en la visión de justicia social distributiva, tiene profundos fundamentos basados en el reconocimiento de las desigualdades sociales y las enormes brechas entre los diversos grupos o sectores sociales.
Los derechos sociales nacen para compensar, mediante el orden jurídico, las desigualdades sociales realmente existentes, ante las que es imposible cerrar los ojos sosteniendo la idea de que todos los seres humanos somos iguales y la sola voluntad o esfuerzo es suficiente para alcanzar iguales oportunidades de bienestar.
La constitución mexicana recoge esta perspectiva al prever como un fin del estado mexicano el desarrollo nacional democrático, (artículos 25 y 26) entendiendo a la democracia “como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”. (Artículo 3).
Flor de loto: Los estados modernos más avanzados en el mundo occidental buscan consolidarse bajo el esquema de “estado social y democrático de derecho”.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El teléfono Columnas
2020-12-03 - 01:39
Tiraditos Columnas
2020-12-03 - 01:36
El desafío: creer Columnas
2020-12-03 - 01:35
Se trata de dinero Columnas
2020-12-03 - 01:30
Derechos digitales y elecciones Columnas
2020-12-03 - 01:15
FIL, festival orgullo de México Columnas
2020-12-03 - 01:13
+ -