facebook comscore
FAMSA es una clase en manejo de crisis

FAMSA es una clase en manejo de crisis

Columnas jueves 02 de julio de 2020 - 00:53

Las últimas 48 horas se desarrolló una historia que ha recibido poca cobertura: el brillante papel que en lo técnico y en lo político desarrollaron la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario, en la contención del daño que pudo haber provocado la quiebra del banco FAMSA. Es claro que la decisión de intervenir el banco había sido tomada con anterioridad a las autoridades mexicanas y estas esperaron, a un día antes de la entrada en vigor del T-MEC para anunciarla. Esto protegió el tipo de cambio del impacto de la noticia, puesto que el dólar de hecho bajó. La coyuntura fue esencial para amortiguar la especulación. Este hecho, el que la quiebra de un banco no le haya hecho ni cosquillas al valor del peso, demuestra que hay personas en México con un enorme grado de profesionalismo y un marco de referencia muy amplio, mucho más que el que les concede nuestro deficiente nivel de debate público.
A ver si puedo explicarme: a lo largo de la historia económica moderna, al menos desde 1929, todas las grandes crisis, nacionales o globales, tienen una cosa en común; uno de los elementos fundamentales de la fractura se genera por las corridas bancarias; es decir, por el pánico de los ahorradores frente a la posibilidad de que pierdan el dinero que tienen ahorrado en su banco, porque la institución se declare en bancarrota. El banco no utiliza su propio dinero (a veces se olvida) sino el dinero de los ahorradores, tanto para otorgar créditos como para realizar inversiones. Y si lo pierde, es el dinero captado del público el que se esfuma y no el patrimonio propio de la institución bancaria.
Las crisis que dejaron en la ruina a varios países asiáticos en la década de los 90 tienen como caso más extremo a Indonesia. La economía de ese país no tenía ningún problema estructural que debiera hacerla sufrir la misma suerte que Corea del Sur o Tailandia; sin embargo, luego de la quiebra de 6 bancos por razones de malos manejos, hubo un efecto dominó que quebró a más de 300 ante una corrida de pánico, todo por falta de información y transparencia de la autoridad financiera. Aquí no sucedió así.
La autoridad mexicana ha manejado el caso de FAMSA de forma impecable. No solo ha difundido de forma convincente que no se debe a la pandemia, sino a malos manejos anteriores. Esto es central para que no se pierda la confianza en el sistema bancario en general. También ha instaurado ya un proceso para que los ahorradores con menos de 9 mil pesos en la cuenta de FAMSA (el 87 por ciento del total del banco) retiren su dinero de un cajero, sin tarjeta, con una clave que se les da en línea. Fue una cátedra de manejo de crisis. Ojalá no sea la última.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Feminicidios y homicidios Columnas
2020-11-26 - 00:48
ENTRE MADURO Y PODRIDO. Columnas
2020-11-26 - 00:35
Aliados, mujeres, violencia y definiciones Columnas
2020-11-26 - 00:27
Outsourcing, ¿son tiempos de cambios? Columnas
2020-11-26 - 00:23
Sigue la alerta por el Covid-19 Columnas
2020-11-26 - 00:23
Justicia, la prioridad. Columnas
2020-11-26 - 00:18
+ -