facebook comscore
INE y control: arqueología electoral

INE y control: arqueología electoral

Columnas martes 19 de julio de 2022 -

Retomo arqueología del jueves pasado. Al “federalizar” por primera vez la preparación, control y desarrollo de las elecciones federales, la Ley Electoral Federal (LEF) de 1946, que abrogó la de 1918, dispuso que la vigilancia del proceso electoral en la elección de los poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión se efectuaría a través de una Comisión Federal de Vigilancia Electoral (CFVE) antecedente remoto del INE, con sede en el DF.

Inaugurando una larga cadena de innovaciones administrativas, la CFVE se integraba por el Secretario de Gobernación, que la presidía, y otro miembro del Gabinete; un Diputado Federal y un Senador, nombrados por sus respectivas Cámaras; el notario más antiguo de la Capital sería el Secretario. Concurrirían también dos comisionados de los partidos políticos nacionales, nombrados de común acuerdo por todos los existentes. Si no había acuerdo, los comisionados del Ejecutivo y del Legislativo señalarían los partidos que asistirían “cuidando que… fueran los más importantes del país.”

Aunque la iniciativa presidencial proponía también dos comisionados de la Suprema Corte, dicha representación fue eliminada durante la dictaminación y en el pleno.

Según el dictamen, la CFVE sería el medio para integrar las Comisiones Locales en los Estados, en las cuales “ya no habría ninguna persona perteneciente a la administración pública”. A su vez, ellas integrarían los Comités Distritales, “que tienen directamente la iniciativa (control) en el proceso electoral”, pues eran los que lanzaban una especie de convocatoria para el arranque de éste.
A su vez, dichos órganos Distritales, igualmente integrados por personas ajenas a la burocracia, designarían a los directivos de las casillas “lográndose… desplazar de las manos de las autoridades municipales esa función.”

La propia LEF decía que la división territorial en distritos, la formación del padrón y de las listas electorales y su revisión y conservación, así como la expedición de credenciales electorales, quedaban encomendadas a un órgano técnico con autonomía administrativa, denominado Consejo del Padrón Electoral, antecedente remoto, quizá, de la actual Comisión Nacional de Vigilancia del INE. Lo presidía el Director General de Estadística y concurrían el de Población y el de Correos.

En 1951, una nueva Ley abrogó la de 1946. Una nueva Comisión Federal Electoral (CFE), las Comisiones Locales y Distritales y las Mesas Directivas de Casilla serían los organismos que tendrían a su cargo la preparación, el desarrollo y la vigilancia del proceso electoral. La nueva CFE se renovaría cada 3 años, se integraría igual que en 1946, pero ahora con 3 representantes partidistas y para que pudiera funcionar, la Comisión debería contar con por lo menos 4 de sus integrantes.
En sustitución del Consejo del Padrón, se creó también el Registro Nacional de Electores, antecedente directo de la actual Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electoras y Electores del INE (arts. 45 al 59). Le cuento más en entrega subsecuente.

@ElConsultor2


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Los diez de Coahuila Columnas
2022-08-08 - 01:00
Recesión inevitable, ¿en todo el mundo? Columnas
2022-08-08 - 01:00
ABBOTT, EL ANTI-INMIGRANTE Columnas
2022-08-08 - 01:00
A la baja créditos hipotecarios en México Columnas
2022-08-08 - 01:00
San Luis Potosí, de fiesta y trabajando Columnas
2022-08-08 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-08-08 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-08-08 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-08-08 - 01:00
Sigue el conflicto por la Permanente Columnas
2022-08-05 - 18:12
Los juicios previos Columnas
2022-08-05 - 06:29
La suplantación del Estado Columnas
2022-08-05 - 06:28
Elección desventurada Columnas
2022-08-05 - 06:25
Legislar en medios Columnas
2022-08-05 - 06:24
+ -