facebook comscore
Innovación: arsenal de resistencia

Innovación: arsenal de resistencia

Columnas lunes 23 de marzo de 2020 - 00:22

En estos momentos, cuando la población se encuentra en casa debido a las medidas restrictivas por el Covid-19, ha tenido que adaptar su dinámica familiar y profesional al nuevo contexto. Dicha capacidad de adaptación también ha sido necesaria en las campañas de resistencia civil. La innovación es el vehículo que conduce a la resiliencia y continuidad del movimiento no violento cuando el estado de cosas cambia.
Hablamos en nuestro texto anterior (16/03/2020) sobre la acuñación del término resistencia civil, así como sus elementos básicos: acciones colectivas, tácticas no violentas y confrontación de un régimen, institución o élite de poder. Así, el término “resistencia” implica naturalmente utilizar métodos y técnicas no convencionales o fuera de los canales institucionales (como votar o promover miles de recursos judiciales simultáneos) en contra de su oponente.
En este sentido, es necesario destacar que de ninguna manera afirmamos que los movimientos no violentos utilicen métodos “pacíficos” para ganarse la compasión de las élites represivas y regímenes autoritarios. Por el contrario, las tácticas efectivas imponen sanciones a sus oponentes que resulten en ganancias estratégicas bajo las pautas de un plan a largo plazo. La alternancia y secuencia en su empleo reduce la efectividad del oponente para reprimir al grupo que reclama liberación e inversamente logra vigorizar las iniciativas de dicha campaña.
Los movimientos de resistencia pueden emplear métodos sociales, psicológicos, económicos y políticos para movilizar a la población, oponiéndose a las políticas del adversario, deslegitimándolo, restringiendo así sus fuentes de poder y debilitando sus pilares de soporte. Se han identificado teóricamente al menos 198 acciones que pueden emplearse dentro de un mapa estratégico y secuencial para derribar al oponente. En este sentido, podemos diferenciar de manera general entre métodos de concentración y dispersión, en su vertiente de omisión o comisión respectivamente.
De grandes protestas, marchas y plantones como métodos de concentración masiva en puntos clave de ciudades, edificios gubernamentales y empresas, a boicots, huelgas y disminución intencional de productividad como métodos de difusión en un área geográfica mayor, cantos, rezos y bailes como símbolo de unión y desafío, hasta la ridiculización de líderes opositores con obras de teatro y simulaciones, constituyen solo algunos de los métodos más representativos dentro del amplio repertorio en las campañas de resistencia civil.
Al contar con mayor diversidad y representatividad dentro de los movimientos no violentos, la oportunidad de innovar y desarrollar diferentes tácticas potencia la probabilidad de éxito y resiliencia. Poner en práctica diferentes habilidades intergeneracionales, profesionales y operacionales únicamente engendrará mayor poderío al movimiento. Por lo tanto, el arsenal principal de los movimientos proviene de la imaginación y creatividad colectiva. Entonces, frente actos de represión perpetuados por fuerzas de seguridad, instituciones y agentes económicos, nuestra mejor arma siempre será el poder de la innovación.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de Coyoacán Columnas
2020-11-24 - 01:37
25N, violencia y mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:28
¡AMLO SALVAVIDAS DE  CIENFUEGOS! Columnas
2020-11-24 - 01:25
La tierra también es de las mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:24
La defensoría de las audiencias Columnas
2020-11-24 - 01:22
LÍNEA13 Columnas
2020-11-24 - 01:07
+ -