facebook comscore
LOS INGOBERNABLES  Y EL CORONAVIRUS

LOS INGOBERNABLES Y EL CORONAVIRUS

Columnas martes 06 de octubre de 2020 - 00:19

El 26 de septiembre fue el día del “contagiadero” durante el anuncio de la nominación de la juez Amy Barret. Ahí vimos a la asesora Hope Hopkins, a la primera dama, a varios senadores republicanos, a un reverendo, el jefe de campaña, todos sin cubrebocas, al igual que el presidente. Es más, hay imágenes de la exasesora Kellyanne Conway que también contrajo el virus, platicando sin sana distancia con el fiscal William Barr.
Sin que nadie se percatara hubo algo que se coló a ese evento, y rodeó a todos incluído el presidente: el Covid.
El martes cuando fue el debate, el virus ya estaba dentro del organismo del mandatario estadounidense aunque todavía no había síntomas, y todavía se burló de Biden por sus medidas extremas contra el Covid. Miércoles y jueves estuvo de campaña y ese día quienes estuvieron cera de Trump lo vieron fatigado.
Tras el anuncio de que Trump y su esposa dieron positivos, en las siguientes horas como fichas de dominó unas 12 personas resultaron contagiadas: 3 senadores republicanos, 3 reporteros, el jefe de campaña, 2 asesoras resultaron positivos. Ayer se agregó a la lista la portavoz Kayleigh McEnany quien un día antes tuvo un encuentro con reporteros de la fuente y, por supuesto, no usó cubrebocas, además otros 3 empleados del staff de la casa presidencial también tienen Covid.
Se sabe en los pasillos de la Casa Blanca, sobre todo en el ala oeste, los empleados manifestaron su molestia por la falta de protocolos para protegerlos. No hubo una orden inmediata de trabajar desde casa, por parte del jefe de gabinete Mark Meadows, como sí sucedió en la oficina de la primera dama.
Está claro que todo es reflejo de la forma de actuar del presidente de EU, y desde que se tomó la decisión de hospitalizarlo por unos días quien decidió los escenarios sobre sus médicos fue el propio presidente. El salir caminando , de traje fue un mensaje de dar al país tranquilidad, cuando horas después se supo que Trump necesitó en dos ocasiones de oxígeno suplementario.
En la mayoría de los casos se llevan unas 2 semanas de recuperación, pero no para Trump, él estuvo 4 días en el hospital, aquí nuevamente las mentiras y contradicciones, porque el presidente se arriesga a una recaída. En varios casos, el coronavirus deja secuelas y Trump no se dio el tiempo de sanar, está su salud y de su entorno de por medio, están en riesgo la economía del país que tanto le importa recuperarla, pero también ha enviado un mensaje erróneo a sus seguidores: si él es capaz de salir a la calle, “darse de alta” antes, quitarse el cubrebocas varios seguirán su ejemplo.
La misma ruta siguió el presidente brasileño Jair Bolsonaro, aún con el virus salió a saludar a sus seguidores. Populismo puro. El único que cambió el rumbo fue el primer ministro británico, Boris Johnson, y es que él sí sintió a la muerte rondarlo.


































































Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Representantes populares de tiempo completo Columnas
2020-12-04 - 01:24
Fortalecer a las instituciones electorales Columnas
2020-12-04 - 01:07
NINGUNA PERSONA ES ESPECIAL Columnas
2020-12-04 - 01:06
Desactivación de colectivos Columnas
2020-12-04 - 01:05
+ -