facebook comscore
La Revocación de Mandato, la democracia real

La Revocación de Mandato, la democracia real

Columnas martes 17 de agosto de 2021 -

José Narro Céspedes

La Constitución en su artículo 39 dice: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”

La figura de revocación de mandato se inscribe dentro de los regímenes democráticos como una forma directa de participación ciudadana. En términos simples, la revocación del mandato es el procedimiento mediante el cual los ciudadanos pueden destituir mediante una votación a un funcionario público antes de que expire el periodo para el cual fue elegido. La revocación del mandato abre la posibilidad a la ciudadanía para que, una vez satisfechos los requisitos correspondientes, someta a consulta del cuerpo electoral la remoción de un funcionario público electo, antes de que venza el plazo para el cual fue designado.

En los países que cuentan con esta figura, se aplica a funcionarios que ocupan cargos en las ramas ejecutiva y/o legislativa en los diferentes órdenes de gobierno. En términos generales se compone de dos grandes fases: la activación, en la que se solicita la puesta en marcha del procedimiento, y la decisión, en la que se consulta al electorado mediante un referendo su disposición a revocar al funcionario electo.

La figura de revocación de mandato existe en México desde el 20 de diciembre de 2019, fecha en la que se publicó una importante reforma a varios artículos de la carta magna. Esta reforma constitucional define a la revocación de mandato presidencial como un derecho de la ciudadanía y contempla también la aplicación de este procedimiento en las entidades federativas. Lo concibe además como un “instrumento de participación solicitado por la ciudadanía para determinar la conclusión anticipada en el desempeño del cargo a partir de la pérdida de la confianza” (DOF, 2019).

Debemos tener presente que la revocación del mandato nos otorgaría una franca y abierta posibilidad de participación política ciudadana, para retirarle la confianza y legitimidad al presidente que esté en turno, cuando se considere que no está cumpliendo debidamente con las responsabilidades del cargo y promesas de campaña. Es decir, de ahora en adelante, los mexicanos podemos decidir si el titular del ejecutivo debe o no continuar como presidente, lo cual es totalmente consecuente con la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador, el cual será el primer presidente en someterse al escrutinio del pueblo.

Es tiempo de resolver las diferencias con los adversarios de la 4T por la vía democrática, sometiendo a la 4T a la revocación del mandato en el primer trimestre del 2022, para que de manera pacífica y por la vía democrática si así lo decide el pueblo entonces el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador continuará, en tanto nos apoya el pueblo.

Hace 10 días, el periódico El Financiero publicó una encuesta en la que afirmó que el 59% de los mexicanos votaría a favor de que López Obrador continúe en el cargo, mientras que el 37% votaría porque deje la presidencia.

Es el tiempo de darle herramientas al pueblo para hacer real la democracia en México, hay que aceptar el derecho de los mexicanos para tomar las riendas de su destino y decidir los rumbos por los que quiere transitar. Tenemos que garantizar para que podamos decidir de forma pacífica y libre sobre si queremos seguir por los caminos que un presidente o gobernador plantea.

Es decir, el pueblo, con la revocación de mandato, termina con el presidencialismo impuesto por el PRI y el PAN desde que traicionaron la Revolución en los años 20 del siglo pasado. Hoy los mexicanos asumirán que el presidente en turno es un trabajador que tiene que dar buenos resultados para poder continuar.

Eso es lo que teme la derecha, pues el sueño de regresar al poder, es acotado porque el pueblo se convierte en un permanente observador de su actuar con el poder de terminar con sus privilegios y castigar su actuar. La revocación de mandato es hacer realidad el sueño democrático que ha costado tantas vidas.

Con esto hacemos patente nuestro compromiso de convertir a México en un país mejor para todos aquellos que por décadas quedaron excluidos de la toma de decisiones y que veían cómo los privilegios y la corrupción de unos cuantos, hacían de nuestro país un país tan desigual.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
A los ídolos es mejor no conocerlos Columnas
2021-09-17 - 01:00
Línea 13 - 17 septiembre 2021 Columnas
2021-09-17 - 01:00
Polarización por la vida Columnas
2021-09-17 - 01:00
México en la Cumbre Columnas
2021-09-17 - 01:00
Tiraditos - 17 septiembre 2021 Columnas
2021-09-17 - 01:00
El Ágora Columnas
2021-09-17 - 01:00
¿Cuánto cuestan los Opl s? Columnas
2021-09-17 - 01:00
Desdén Columnas
2021-09-17 - 01:00
Dictadores Columnas
2021-09-17 - 01:00
Kate Columnas
2021-09-16 - 09:36
Mujeres, violencia y literatura Columnas
2021-09-16 - 09:35
Todo para detener a Trump (Peril) Columnas
2021-09-16 - 09:34
Latinoamérica Columnas
2021-09-16 - 09:32
Línea 13 - 15 septiembre 2021 Columnas
2021-09-15 - 11:00
+ -