facebook comscore
La corrupción de malos empresarios

La corrupción de malos empresarios

Columnas miércoles 23 de diciembre de 2020 - 01:10

La corrupción es un mal endémico en nuestro país que no solo fue privativo de los regímenes neoliberales, sino práctica que prevalece en los tiempos de la Cuarta Transformación, a pesar del discurso oficial que ondea la bandera blanca como señal de su erradicación. Falta mucho para terminar de barrer las escaleras de arriba hacia abajo.

Las prácticas corruptas han acompañado el desarrollo de la vida nacional. Desde tiempos inmemoriales, el mexicano ha recurrido a ellas como parte de su idiosincrasia y no vemos mal el soborno para ahorrar trámites o tiempo de espera. Queremos todo fácil y rápido. El contacto del ciudadano con la burocracia o la policía son las dos ventanillas donde más se presenta ese interactuar ilícito. Buscamos hacer trámites sin reunir la documentación, sacar permisos ilegales, pagar contribuciones sin recargos, sacar una licencia sin reunir los requisitos o nos negamos a aceptar la infracción de tránsito porque es más barato dar una “mordida”. Eso no se ha erradicado. La corrupción también contamina el mundo político y económico. El poder ha convivido con las prácticas ilegales en varias etapas de nuestra historia y los escándalos políticos dan cuenta de ello.

Sin embargo, el soborno y el cohecho no son prácticas exclusivas del ciudadano de a pie, del policía de crucero o del político inmoral. Hay empresarios poco éticos que corrompen al servidor público para obtener beneficios. En ese comportamiento deleznable se conjuga la participación de dos: quien ofrece y quien recibe. Y hay gente sin escrúpulos que somete al poder político para lograr contratos o ganar licitaciones.

La Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (CONAPRO) realizó un estudio en más de 50 empresas y concluyó que entre las cinco más corruptas se encuentran dos compañías de limpieza que dan servicio a varias dependencias gubernamentales con contratos millonarios que exceden con mucho el costo real de los trabajos. Ocram Seyer y Rapax son las compañías cuestionadas, esta última ya es investigada por la Función Pública y el propio IMSS, quien fue defraudado en los servicios que contrató. Rapax tiene contratos por más de 600 millones de pesos con el IPN, la SCT -cuyo titular ha denunciado varias acciones ilícitas en la dependencia-, la Bolsa Mexicana de Valores y la propia SHCP.
Las empresas exhibidas por CONAPRO han sido calificadas de “fantasmas”, no sólo porque no cumplen con los servicios, sino que comparten la misma razón social en Polanco, donde aparecen hasta tres corporativos, los cuales tiene contratos con varias dependencias oficiales.

Ello solo es una muestra de cómo se las gastan los pseudo patrones que ponen en evidencia a un sector tan importante para la economía y el desarrollo nacional, sobre todo ahora que es cuestionado por el gobierno federal en tiempos de polarización social.

La prensa ha dado cuenta de otros casos donde se coluden empresarios y políticos en la historia permanente de ambición monetaria y de poder. Desde los escándalos de Obredecht y Fertinal hasta los videos de gente ligada a la 4T en actos de corrupción demuestran que no se ha erradicado este mal endémico. No sólo se requiere de voluntad para acabar con ese cáncer o de aparentes políticas públicas para combatirlo, se necesita de un cambio de paradigma para hacer que el mexicano rechace esas conductas y deje de ver el soborno como un medio idóneo para interactuar con el gobierno.

Lo que menos necesitamos es gente que se hace pasar por emprendedor para hacer dinero fácil. Cuando hayamos cambiado el paradigma, entonces si saquemos la bandera blanca de que se erradicó la corrupción. No echemos todavía las campanas a vuelo.



Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Derecho a la observación electoral Columnas
2021-06-22 - 01:00
¡Peligra Estado de Derecho! Columnas
2021-06-22 - 01:00
Tiraditos - 22 junio 2021 Columnas
2021-06-22 - 01:00
Línea 13 - 22 junio 2021 Columnas
2021-06-22 - 01:00
Trump no se fue del todo Columnas
2021-06-21 - 01:00
El arte de la memoria Columnas
2021-06-21 - 01:00
Reflexiones de carretera Columnas
2021-06-21 - 01:00
Tiraditos - 21 junio 2021 Columnas
2021-06-21 - 01:00
La polarización y el PAN Columnas
2021-06-21 - 01:00
Línea 13 - 21 junio 2021 Columnas
2021-06-21 - 01:00
Tu voto contó Columnas
2021-06-21 - 01:00
Nuevo orden político en la CDMX Columnas
2021-06-21 - 01:00
+ -