facebook comscore
La culpa no es de Gatell

La culpa no es de Gatell

Columnas martes 28 de julio de 2020 - 00:53

La familia de los coronavirus es responsable de enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades mortales.
La epidemia de Covid-19 fue declarada por la Organización Mundial de la Salud, como una emergencia de salud pública el 30 de enero. El director general de la OMS anunció el 11 de marzo que la nueva enfermedad se convirtió en una pandemia.
La llegada del Covid-19 a México dejó de manifiesto que nuestro país contaba con un déficit de 200 mil médicos, cifra que el secretario de Salud, Jorge Alcocer, dio a conocer tras ser cuestionado sobre la capacidad del país para enfrentar la emergencia sanitaria. El déficit de médicos es de alrededor de 123 mil generales y 76 mil especialistas.
A la falta de médicos y enfermeras hay que sumar que, al inicio de la presente administración, en México aproximadamente 71.7 millones de personas no tenían acceso a la seguridad social, lo que representa 57.3 por ciento de la población, el costo del periodo neoliberal fue millones de mexicanos sin acceso a la seguridad social y en pobreza.
Desde hace algunas décadas las especialidades médicas se convirtieron en un gran negocio, México es de los países dónde es más difícil que los jóvenes estudiantes de medicina logren obtener una especialidad, son años donde un pequeño grupo de médicos logró apoderarse de las direcciones de las facultades de Medicina en las universidades públicas, así cómo de las direcciones y puestos de mando en diversos hospitales públicos y privados, generando médicos de primera y de segunda.
Este grupo logró por sexenios imponer a funcionarios públicos en las áreas de salud, así como participar en las compras de medicamentos y equipamiento medico. Una mafia de la salud.
Desde el Senado de la República hemos emprendido acciones para lograr qué México tenga un mayor número de médicos especialistas a través de buscar el diálogo con los diversos sectores y grupos de médicos y escuchando a los jóvenes estudiantes de medicina.
El objetivo es abaratar los costos de las especialidades médicas y que más mexicanos tengan acceso a la salud, esto, con las aportaciones del doctor Onofre Muñoz, titular de la CONACEM.
Hoy existe la necesidad de separar la salud pública de los negocios médicos, dentro de las escuelas de medicina públicas deben priorizarse las especialidades que benefician a la población, dejando al sector de la educación privada las especialidades que son simplemente un negocio, como lo es la medicina y cirugía estética o cosmética, mismas que deben tributar un porcentaje mayor.
El gobierno que encabeza el presidente López Obrador enfrentó con la llegada de la pandemia un sistema de salud lleno de intereses y en manos de unos cuantos, es muy fácil criticar la ayuda de los médicos cubanos; sin embargo, nadie de la oposición responde a la falta de médicos especialistas, al abandono del sistema de salud por décadas.
Es más fácil culpar, que asumir responsabilidades y ofrecer alternativas para que la mayoría de la población tenga acceso a la salud publica.
El gobierno federal está enfrentando todo este cúmulo de obstáculos, por lo que hoy se puede afirmar y reconocer que la culpa no es de López-Gatell.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -