facebook comscore
La disociación clase media-gobierno

La disociación clase media-gobierno

Columnas martes 10 de agosto de 2021 -

Raúl Avilez Allende.*

La clase media no ha recibido el mensaje indicado que le haga ver que también son prioridad de la 4T y que estarán mejor con un gobierno de izquierda, porque sus aspiraciones son más sólidas y realistas si no dejamos a nadie atrás como suelen hacerlo los neoliberales y conservadores.

La oposición no tiene liderazgos que le compitan al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ni a figuras como Claudia Sheinbaum. Pero sí han sabido alimentar la percepción de que la clase media o quienes se sienten en este nivel económico y la 4T están disociadas. Aunque no sea real. Por eso hay que quitarles esa bandera.

Ya lo vimos durante el pasado proceso electoral, por un carril iban las campañas oficiales de la alianza opositora, y por otro, de manera soterrada, una campaña para denostar al gobierno. Solo requieren construir una versión creíble, los medios para llegar a la gente (redes sociales principalmente) y mucho dinero para masificarlo.

Dado el éxito obtenido al generar una percepción de disociación entre la clase media y el gobierno de la 4T, han regresado con un golpeteo intenso y meticuloso, con miras al 21 de marzo del próximo año, fecha en la que, en una consulta organizada por el INE, se preguntará a la gente si quieren que continúe o renuncie el presidente López Obrador.

Saben que no van a ganar, pero le apuestan a seguir avanzando mediante el goteo ininterrumpido de mentiras y verdades a medias. Para consolidar una percepción de exclusión y adversidad entre la clase media y los gobiernos morenistas, le apuestan a que el gobierno y Morena se confíen o apliquen la estrategia equivocada.

La 4T debe dar la batalla sin ir al choque, sin abonar a la falsa idea de que la izquierda es violenta, rijosa e impositiva, cuando la izquierda es sinónimo de tolerancia, inclusión, diversidad, bien común, austeridad, cultura, rendición de cuentas, transparencia, educación, principios y libertades.

“Por el bien de todos, primero los pobres”, es una frase que se entiende a medias, solo en su parte final, identificando a la Cuarta Transformación con la ayuda y defensa de los que menos tienen. Pero la primera parte, la que habla del bien común, esa no ha permeado, no se ha comprendido.

Los valores y principios deben regresar a ser algo positivo, no un lastre que hace más lenta la movilidad social dentro de la pirámide económica. Las virtudes deben volver a ocupar su lugar en la sociedad y triunfar sobre sus exageraciones o carencias, también conocidas como vicios.

La Cuarta Transformación también debe ser modernidad, innovación y desarrollo tecnológico. Usar las bondades de la tecnología para acercar al gobierno con la gente, para facilitar y hacer atractiva la interacción gobierno-sociedad. Como lo hizo la Secretaría de Salud, a cargo del Dr. Jorge Alcocer, con la obtención de los certificados de vacunación vía WhatsApp o el Banco de México con los billetes con realidad aumentada.

La gran mayoría de la clase media o de los que así se consideran, está compuesta por jóvenes y por quienes así se sienten. Por ello, urgen políticas públicas enfocadas a este segmento tan activo y tan expuesto a la influencia opositora en las redes sociales.

ENTRE GITANOS.

1) Gran acierto se anotó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, con la inauguración de la Línea 2 del Cablebús, ni más ni menos que en la poderosa Iztapalapa, gobernada por Clara Brugada. No es aventurado ni exagerado decir que esta alcaldía ha disminuido en tres años, parte del rezago histórico que sufría.
2) Aunque la decisión es que la Línea 3 del Cablebús beneficie a la población de los límites de las alcaldías Tlalpan y Magdalena Contreras, no caería mal que la Línea 4 fuera dedicada a los jóvenes profesionistas y estudiantes que todos los días sufren un viacrucis para llegar a trabajar o estudiar en Santa Fe. Dicha zona económica es compartida por dos alcaldías que serán gobernadas por la oposición, Adrián Rubalcava en Cuajimalpa y Lía Limón en Álvaro Obregón. Sería una carambola a tres bandas.
*Especialista en Ciencia Política y Gobierno.



No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Jodorowsky's Dune Columnas
2021-09-24 - 01:00
Tiraditos - 24 septiembre 2021 Columnas
2021-09-24 - 01:00
Provocaciones de medio sexenio Columnas
2021-09-24 - 01:00
Retraso Columnas
2021-09-24 - 01:00
Delincuencia y política: Focos rojos Columnas
2021-09-24 - 01:00
¡No toquen a la ciencia! Columnas
2021-09-24 - 01:00
Línea 13 - 24 septiembre 2021 Columnas
2021-09-24 - 01:00
Agravio de la derecha Columnas
2021-09-24 - 01:00
Linda Louise Eastman Columnas
2021-09-24 - 01:00
Evolución ¿Solo una teoría más? Columnas
2021-09-23 - 01:00
Amparo vs leyes e interés legítimo Columnas
2021-09-23 - 01:00
Latinoamérica: Al borde del abismo Columnas
2021-09-23 - 01:00
Debuta en Naciones Unidas Columnas
2021-09-23 - 01:00
Un problema, en el que se va la vida Columnas
2021-09-23 - 01:00
Zulma Columnas
2021-09-23 - 01:00
Tiraditos - 23 septiembre 2021 Columnas
2021-09-23 - 01:00
+ -