facebook comscore
La oposición, dique ante los excesos del poder

La oposición, dique ante los excesos del poder

Columnas miércoles 20 de abril de 2022 -

Dos hechos significativos marcaron el rumbo político de estas últimas semanas en el país. Primero, el alto nivel de abstencionismo e implícito rechazo que se registró durante el proceso de revocación de mandato, y luego, el voto cohesionado de los legisladores de la oposición contra la reforma eléctrica, que pretendía otorgar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el monopolio del sector.

Estas son pruebas irrefutables de que –pese a todo–, se ha generado un decidido equilibrio de poderes. La oposición se ha empoderado y por ello, está obligada a fortalecer los contrapesos y liderazgos que la conviertan en dique ante los excesos del poder.

Lo que ocurrió el pasado domingo en la Cámara de Diputados, es el más severo revés que ha sufrido el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido, desde que llegó al poder en 2018. Luis Carlos Ugalde, Director General de Integralia Consultores, considera que este ha sido su punto de quiebre más evidente. Estima que –aunque el lopezobradorismo todopoderoso y la fase transformadora de la 4T seguirá siendo popular, poderoso y estridente–, estará cada vez más acotado.

Los dirigentes de Morena demostraron nuevamente su ineficacia; volvieron a fallar, no encontraron la fórmula para convencer a diputados de la oposición y en especial del PRI, de votar a favor de la propuesta presidencial. Y como ya lo había adelantado desde el viernes pasado, López Obrador tuvo que poner en marcha su Plan B y enviar a la Cámara de Diputados la iniciativa de reformas a la Ley Minera para hacer del litio un recurso reservado para el Estado, la cual se avaló en el pleno, con 298 votos a favor de Morena, PVEM, PT y MC, cero en contra, y 197 abstenciones del PRI, PAN, PRD.

Los resultados adversos del pasado domingo también nos llevan a extrañas conjeturas. Entre ellas, destaca el hecho de que inexplicablemente el gobierno y Morena tomaron la decisión de someter al pleno el dictamen de la reforma eléctrica, a pesar de estar seguros de que no contarían con los votos suficientes para su aprobación. Los malquerientes del inquilino de Palacio, intuyen que fue una salida ingeniosa de su parte, porque aun perdiendo la votación –como finalmente ocurrió–, le permitió eliminar cualquier sospecha de que su gobierno había sucumbido a las presiones de Estados Unidos para retirar la iniciativa y al mismo tiempo le permitiría acusar a la oposición de “traición a la patria” por su voto en contra.

Rijoso y provocador –como ya es su costumbre–, durante la discusión en San Lázaro, Gerardo Fernández Noroña aseguró que al votar en contra de la reforma eléctrica la oposición estaba cavando su propia tumba y entregando nuevamente a Morena la presidencia en 2024.

Pero estos vaticinios no tienen ya sustento real a la luz de los últimos comicios. Lejos están las cifras alegres del 2018, pues tan sólo durante las elecciones del año pasado, Morena perdió casi medio centenar de posiciones importantes, que le arrebataron la posibilidad de reformar la Constitución por sí solos. López Obrador y su partido en el poder consideraron que nunca necesitarían de negociaciones con los partidos de la alianza opositora, particularmente con el PRI, que inicialmente se mostró vacilante en torno a la reforma eléctrica, pero después endureció su postura. Y al parecer, esa actitud la provocó la negativa de Morena de negociar la gubernatura de Hidalgo. La soberbia les hizo olvidar un principio fundamental en política: más allá de los números, los acuerdos se construyen negociando, no con imposiciones.

En torno a la fallida votación de la reforma eléctrica del domingo pasado, la alianza propuso 12 iniciativas y ninguna fue tomada en consideración, entre ellas romper con el monopolio controlador de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que desdeña la generación de energías limpias y rechaza la competitividad internacional y nacional. El ente gubernamental –que en los últimos 6 años mantenía finanzas sanas–, desde la llegada de Manuel Bartlett destina aproximadamente 85 mil millones de pesos para subsidiar las tarifas de energía eléctrica, que por cierto en los últimos 3 años, se han incrementado en un 40 por ciento.

Hay que subrayar que la propuesta presidencial fue criticada desde un inicio por asociaciones ambientalistas, empresas y gobiernos extranjeros, como el de Estados Unidos, pues proponía limitar la participación del sector privado en el sector y otorgar más poder a la CFE. El Laboratorio Nacional de Energías renovables de Estados Unidos, advirtió que la pretendida reforma incrementaría las emisiones de CO2 hasta en un 65 por ciento. Incluso, algunas empresas habían amenazado con llevar a México a paneles de arbitraje Internacional, pues la cancelación de contratos constaría entre 60 y 120 mil millones de dólares.

En el terreno político, algunos analistas consideran que, ante el fracaso gubernamental para tratar de hacer aprobar su reforma eléctrica, no sólo perdieron Morena y sus adláteres, sino particularmente el Partido Verde Ecologista, quien pagará un alto costo político por apoyar una reforma eléctrica contaminante, todo lo contrario de la alianza opositora que siempre mantuvo firme su postura a favor de energías limpias y tarifas bajas para quien más lo necesita, así como una CFE moderna que ofrezca un mejor servicio.

Y si pervive el acierto de la oposición de mantenerse unidos, empoderados y de no caer en la tentación de aceptar sobornos a cambio de su votos –como quedó de manifiesto en la pasada sesión de la Cámara de Diputados–, ello permite augurar que será prácticamente imposible que avance cualquier tipo de reforma constitucional, incluida la electoral, por la cual López Obrador –que al parecer no ha entendido que su papel es gobernar y trabajar a favor de todos los mexicanos sin distingos políticos, económicos o sociales–, pretende quitarle autonomía al Instituto Nacional Electoral (INE).

Quedó demostrado que, ante la adversidad o el peligro, la unión hace la fuerza. Por ello reitero que hoy, más que nunca, la oposición está obligada a fortalecer los contrapesos y liderazgos que la conviertan en dique ante los peligrosos excesos del poder.

No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Fiesta de locos Columnas
2022-05-27 - 10:46
Transición pacífica Columnas
2022-05-27 - 07:02
La filosofía liberal Columnas
2022-05-27 - 00:23
Se van, se van y dígales adiós Columnas
2022-05-27 - 00:20
Tiraditos Columnas
2022-05-27 - 00:20
Davos y la globalización Columnas
2022-05-27 - 00:19
El Procedimiento Especial Sancionador Columnas
2022-05-27 - 00:18
Partidos fatigados Columnas
2022-05-27 - 00:18
Acciones vemos, corazones no sabemos Columnas
2022-05-27 - 00:17
Línea 13. Columnas
2022-05-27 - 00:17
Exitoso Tianguis Turístico México 2022 Columnas
2022-05-27 - 00:15
Davos vs Fed Columnas
2022-05-27 - 00:15
Fernanda Contreras, la tenista mexicana Columnas
2022-05-27 - 00:13
Tiraditos Columnas
2022-05-26 - 00:11
AMLO: Reforma Electoral Columnas
2022-05-26 - 00:11
Empresario villano y favorito Columnas
2022-05-26 - 00:10
+ -