facebook comscore
La pregunta no es si habrá recesión en 2023, sino cuándo y cuánto durará

La pregunta no es si habrá recesión en 2023, sino cuándo y cuánto durará

Columnas viernes 09 de diciembre de 2022 -

Antonio Sandoval

Esta semana que concluye hubo un suceso que no obstante haberse destacado en los medios especializados nacionales e internacionales (aunque no en todos), no se le otorgó la dimensión que tiene.

Sucede que dos de los grandes “tiburones” de las finanzas globales, quizás los más representativos en los mercados, hablaron al unísono, algo pocas veces visto.

Por un lado, el director ejecutivo de J.P. Morgan, Jamie Dimon, dijo a CNBC que los consumidores y las empresas se encuentran actualmente en buena forma, lo que podría no durar mucho a medida que la economía se desacelera y la inflación erosiona el poder adquisitivo de los consumidores.

“Esas cosas muy bien podrían descarrilar la economía y causar una recesión de leve a dura que preocupa a la gente”, dijo el experto.

“Los consumidores disponen de 1.5 billones de dólares en exceso de ahorros procedentes de los programas de estímulo durante la pandemia, pero es posible que se agoten a mediados del 2023”, según dijo el mandamás de JP Morgan.

También aseguró que la Reserva Federal puede hacer una pausa en su ajuste monetario de unos tres a seis meses, tras haber incrementado las tasas de interés a 5%; sin embargo, eso podría no ser suficiente para frenar la alta inflación.

Por su parte, David Solomon, presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, dijo que: “existe una posibilidad muy razonable de que podamos tener una recesión de algún tipo en Estados Unidos el próximo año”.

Solomon cree que hay un 35% de posibilidad de un "aterrizaje suave", en el que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), puede frenar la inflación sin empujar al país a la recesión. "Yo definiría un aterrizaje suave cuando recuperemos la inflación cerca del 4%, tal vez tengamos una tasa terminal del 5% y un crecimiento del 1%".

Por si fuera poco, otro gran jugador de los mercados, Bank of América, tampoco es optimista sobre el futuro de la economía estadounidense.
Bank of América no está señalando abiertamente que haya una recesión en Estados Unidos, pero sí plantea el espectro de una desaceleración y apunta a las señales de recesión en Wall Street.

Las declaraciones de estos gigantes no son fortuitas, se trata nada más y nada menos que de los líderes de empresas que manejan miles de millones de dólares en activos de sus clientes, declarar algo es para ellos tan delicado como el manejo ético de los recursos de sus clientes.

Si JP Morgan, Goldman Sachs y Bank of América, entre otros, prevén una recesión o consideran que la posibilidad de que suceda es muy elevada, no hay muchas dudas hacia dónde se mueven la economía y los mercados, el riesgo recesivo es latente.

De hecho, dadas las circunstancias actuales en los mercados, es poco probable que no se concrete un fenómeno como el que se anticipa.
De este modo, la gran pregunta yo no es si habrá o no recesión, sino qué tan profunda y duradera será la misma.

Hace poco los analistas de Bloomberg economisc, que algo saben de mercados y economía, anticiparon que el mayor riesgo para nuestro país no proviene de otros factores que no sea el de la probabilidad de una recesión en Estados Unidos, pero incluso más que eso, lo relevante sería evaluar qué tan profunda y duradera sería dicha recesión.

Si el proceso recesivo fuera suave y breve, ambos países prácticamente saldrían ilesos, pero una recesión demasiado prolongada y/o profunda, sería de gran impacto para Estados Unidos, México y el mundo.

Esa es la relevancia de las palabras y sobre todo de la “coordinación” para expresar prácticamente lo mismo de los jefes de los grandes bancos estadounidenses. Claramente estos “tiburones de Wall Street” tienen temor de una recesión, pero más temen a que dicho fenómeno sea profundo y/o prolongado.

La gran pregunta los próximos meses ya no es si habrá o no recesión, sino qué tan profunda y prolongada será esta; en dicho sentido, es probable que la Fed tenga presiones adicionales para tratar de salir pronto del bache en el que meterá a la economía de Estados Unidos y del mundo en aras de combatir la inflación.

Vaya tiempos que vivimos, se intenta curar a la economía de una enfermedad pero se le provoca otra diferente, que potencialmente sería más letal.

No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13. Columnas
2023-02-02 - 01:00
PEMEX no puede dejarse a la deriva Columnas
2023-02-02 - 01:00
Modernizar el INE Columnas
2023-02-02 - 01:00
OTRA VEZ ATOLE CON EL DEDO Columnas
2023-02-02 - 01:00
El campo mexicano se saborea en el mundo Columnas
2023-02-02 - 01:00
ZAR FRONTERIZO EN TEXAS Columnas
2023-02-02 - 01:00
UN TRAJE A LA MEDIDA Columnas
2023-02-02 - 01:00
La corrupción en la Cofepris.(Parte 1) Columnas
2023-02-02 - 01:00
De lengua me como un taco Columnas
2023-02-02 - 01:00
Línea 13. Columnas
2023-02-01 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2023-02-01 - 01:00
Ataques a liberta de expresión Columnas
2023-02-01 - 01:00
+ -