facebook comscore
La vacuna anti Bolsonaro

La vacuna anti Bolsonaro

Columnas miércoles 10 de febrero de 2021 - 00:50

Pedro Arturo Aguirre

Los gobernantes populistas han sido muy ineficaces en la lucha contra la pandemia del coronavirus, pero de todos ellos el campeón en ineptitud y estulticia es Jair Bolsonaro, quien no solo ha sido displicente en el tratamiento de tan delicado tema sino incluso trató de sabotear la campaña de vacunación en su país propalando bulos absurdos y teorías conspirativas con la principal intención de perjudicar políticamente al gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria. "Si te conviertes en un cocodrilo, si a una mujer le crece barba o un hombre empieza a hablar con voz aguda, ese es completamente tu problema", llegó a amenazar Bolsonaro hablando los posibles “efectos secundarios” de las dosis de inmunización. Ya al principio de la pandemia el presidente brasileño había considerado al COVID-19 como una "gripita". Todavía hace unos meses, después de haberse curado de la enfermedad, dijo con su conocido complejo machista: “El secreto es enfrentarse al coronavirus como un hombre y no como un niño, las medidas de aislamiento son para los débiles”. Hasta la fecha este pertinaz palurdo reitera constantemente su aversión a los cubrebocas, tal y como lo hacen algunos demagogos de la misma laya alrededor del mundo.

Pese a todas sus sandeces, Bolsonaro se hizo efímeramente popular en otoño pasado gracias un paquete de ayudas para familias necesitadas basado en un pago mensual de unos cien dólares (casi doscientos para madres solteras) como apoyo económico de emergencia. Sin embargo, este subsidio empezó a reducirse en entregas subsiguientes y en diciembre se puso fin al programa, dejando millones de personas a la deriva. Brasil atraviesa una delicada situación económica, con un déficit de 162,000 millones de dólares, la moneda brasileña -el real- ha caído en picada, la inversión extranjera va a la fuga y 13 millones de personas desempleadas.

Brasil ya registra casi 220 mil muertes por coronavirus y ahora enfrenta la necesidad de vacunar a su población. La campaña apenas empezó hace unos días con ingentes problemas de organización. En este contexto a Bolsonaro se le ocurrió iniciar su insensata guerra contra las inmunización, la cual está perdiendo: las agencias de salud se han apresurado en aprobar las distintas vacunas ya disponibles a nivel mundial. Como resultado de su mala gestión del coronavirus al estrambótico mandatario le ha surgido en Joao Doria un rival de peso. El gobernador ha respondido en su estado de manera eficaz al reto de la pandemia. Bolsonaro ha hecho todo lo posible para socavar la confianza en las vacunas aplicadas en Sao Paulo describiéndolas como "los menjunjes chinos de Doria". “Brasil debe combatir a dos virus: al Covid y a Bolsonaro”, declaró el gobernador como respuesta. Y quizá la mejor vacuna anti Bolsonaro sea él.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La inteligencia artificial reanima muertos Columnas
2021-03-03 - 02:06
Colosio pintó su raya Columnas
2021-03-03 - 01:57
Reafirmar los compromisos sociales Columnas
2021-03-03 - 01:48
Línea 13 Columnas
2021-03-03 - 01:40
El culto a Trump Columnas
2021-03-03 - 01:38
Tiraditos Columnas
2021-03-02 - 01:47
Crónica de un desafuero anunciado Columnas
2021-03-02 - 01:46
Impunidad: óbice en América Latina Columnas
2021-03-02 - 01:35
Redistritación y pulcritud electoral Columnas
2021-03-02 - 01:32
La gran hipocresía Columnas
2021-03-02 - 01:26
La niñez importa Columnas
2021-03-02 - 01:25
Línea 13 Columnas
2021-03-02 - 01:17
El Vuelo del Águila Columnas
2021-03-02 - 01:16
Fórmula 1: El show está por comenzar Columnas
2021-03-02 - 01:16
Tan cerca de Dios y no tan lejos de EU Columnas
2021-03-02 - 01:15
+ -