facebook comscore
Leyes y libros del poder

Leyes y libros del poder

Columnas jueves 30 de abril de 2020 - 00:47

Avanzo sobre la reseña de Las 48 leyes del poder, de Robert Greene, iniciada el martes pasado. Dice que el poder requiere de una tercera habilidad: jugar con las apariencias y que el engaño es un arte producto de la civilización, así como la más potente arma en el juego del poder. Hacer esto es uno de los elementos fundamentales en la adquisición misma del poder. Junto al juego del engaño tenemos la cuarta habilidad: la de la paciencia, que constituye un componente crucial de tu arsenal, mientras que la impaciencia, por el contrario, te hace ver débil y es uno de los principales impedimentos para hacerse de poder.
Como quinta habilidad, considera aquella que te permite ver la circunstancia más que el bien y el mal pues, al ser el poder un juego, en este no puedes juzgar a tus oponentes por sus intenciones sino por el efecto de sus actos. En sexto sitio, afirma Greene, ten en cuenta que la mitad de tu maestría sobre el poder viene de lo que no hagas, de aquello en lo que no permitas que se te involucre.
El siguiente peldaño (la séptima habilidad) tiene que ver con la concepción de que el poder es un juego también social, no sólo político, por lo que debes desarrollar la habilidad para estudiar y entender a la gente, en una suerte de psicólogo experto que te permita detectar los motivos ocultos de la gente y que dominar este talento es la más importante pieza de conocimiento en la lucha por el poder. Si el ser humano es tan complejo y no llegas a conocer bien a tus seres más cercanos a lo largo de la vida, menos a los que aspiran al poder junto a ti o en tu contra; por ello, es menester iniciarse en esta habilidad cuanto antes.
Finalmente, la octava habilidad es la que se corresponde con la sabiduría de buscar el poder por vías oblicuas o, mejor dicho, nunca por la vía directa, disfrazando tus intenciones. Es como se hace en el billar o en la carambola: nunca meter tu bola en la buchaca sino las otras al golpearlas con aquella.
El libro es además un excepcional compendio de lecciones sobre el poder y la política, que por igual extrae episodios históricos que de obras de la literatura universal o sus autores, y personajes destacados. El autor expresa también que el poder es interminablemente seductor y engañoso; que es un laberinto en el que tu mente se consume en resolver sus acertijos y de pronto te das cuenta de lo felizmente perdido que estás en el juego y que, de nuevo, si el poder es un juego, la más divertida manera de jugarlo es tomándolo en serio.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-10-23 - 00:27
¿De regreso al semáforo rojo? Columnas
2020-10-23 - 00:27
Una reflexión sobre fideicomisos Columnas
2020-10-23 - 00:17
Fideicomisos e información pública Columnas
2020-10-23 - 00:11
Las Fuerzas Armadas en el Conflicto Columnas
2020-10-23 - 00:09
Misóginos en el Gabinete Columnas
2020-10-23 - 00:08
+ -