facebook comscore
Los Pinos y el Covid

Los Pinos y el Covid

Columnas miércoles 06 de mayo de 2020 - 01:23

AMLO no desperdicia cualquier oportunidad para restregar en la cara de sus adversarios cómo de a poco ha desvanecido lo que quedaba de sus monumentos físicos y psicológicos a la opulencia. Es verdad que el personal médico que atiende pacientes con Covid en la Ciudad de México necesita un lugar para estar mientras pasa la pandemia, el gobierno federal optó por el espacio más peleado entre los políticos mexicanos: la residencia oficial de Los Pinos.
La primera vez que entré, apenas y en la casa donde vivían Peña Nieto y la Gaviota ya sentía que se me revolvía el estómago. Aunque lo sabes, nada es igual cuando entras. Pisos de mármol, estancias del tamaño de los comedores de mi universidad y cada recámara del tamaño de mi departamento. Y solo hablamos de uno de los chalets, ya que todo el conjunto tiene casas que fueron construidas y remodeladas al gusto burgués de cada presidente.
Grandes decisiones fueron tomadas ahí. ¿la guerra contra el narco de Calderón? ¿la verdad histórica de Peña Nieto y los estudiantes de Ayotzinapa? vaya usted a imaginar. Lo cierto es que uno puede perderse entre los pasillos de la casa principal.
Rodeada de árboles y pájaros, los espacios exteriores son una majestuosidad. Las cabañas de los invitados especiales albergaron a grandes personalidades de la política global. Pero López Obrador sabía que este recinto era una oda a la desigualdad. Mientras el país se hundía en pobreza y violencia los mandatarios estaban muy cómodos en su “casita”.
La primera decisión fue volverlo un museo —por eso pude entrar, no crea usted que por otra cosa— y antes de eso, la familia real, perdone, la familia oficial salió llevándose cuadros, esculturas y demás ornamentos que aseguraron eran de ellos, pero las cuentas nada más no salían.
La cosa es que la oposición se vio humillada con tal acto. El lugar tan competido por tantos se volvía un museo de domingo en el que la gente puede pasar a mirujear mientras el que ya se cansó se queda en el jardín comiéndose su helado de 5 pesitos. Y Obrador disfrutaba aquel mensaje como seguramente disfruta el actual.
80 médicos y enfermeras que atienden la pandemia por Covid están siendo instalados en las residencias. Los pisos de parqué sostienen las camas individuales que serán el descanso de los que tienen que pasar 12 horas seguidas sin comer, sin ir al baño o utilizar pañal para no parar de atender a los contagiados de coronavirus. Las paredes de mármol sostienen los grandes casilleros metálicos que sustituyeron las estatuas de marfil.
Y me da gusto. Al menos ese lugar que albergó a grandes personalidades, ahora es utilizado para resguardar a los que nos mantienen vivos. Mientras AMLO manda mensajes contundentes a la oposición, los médicos y enfermeras toman su lugar y el gobierno federal mata dos pájaros de un tiro.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Acuérdate de Acapulco, Mario Delgado Columnas
2020-12-01 - 01:23
DEMOCRACIA Y DERECHOS DIGITALES Columnas
2020-12-01 - 01:15
Corporativo: Defensa Nacional I.A.P Columnas
2020-12-01 - 01:11
El papel de los jóvenes en la política. Columnas
2020-12-01 - 01:10
FIESTA DE INMORTALES Columnas
2020-12-01 - 01:06
+ -