facebook comscore
Los secretarios particulares

Los secretarios particulares

Columnas viernes 18 de diciembre de 2020 - 01:24

Por Moisés Vergara

En la administración pública existen algunos personajes que guardan en su ronco pecho miles de historias muy interesantes y a la vez comprometedoras, pues involucran la vida y obra de sus jefes, ellos son los secretarios particulares.

La palabra secretario deriva del latín secretarius que significa secreto y hace referencia a una persona que guarda los secretos, es decir, los temas que son reservados, privados o que no deben ser conocidos por alguien más.

Los secretarios particulares no son servidores públicos comunes, sino verdaderos caballitos de batalla, siendo los primeros en llegar a la oficina y los últimos en retirarse para brindar un homenaje de disciplina y lealtad hacia el patrón.

Los secretarios particulares son como los perros de rancho, cuando hay fiesta los encierran y cuando hay pelea los echan por delante.

Los secretarios particulares son los consentidos, el poder tras el trono, los alfiles y los caballos negros, pero a la vez los primeros sacrificables.

Los secretarios particulares deben atender y controlar la agenda para garantizar que se cumplan los compromisos de los eventos, giras, reuniones, visitas oficiales, tertulias, comidas y festejos a los que casi nunca asisten, pues deben encargarse de los asuntos que salgan en la oficina.

Los secretarios particulares deben ser atentos, prudentes, serios, discretos, ordenados, eficaces y muy diligentes, pues sin lugar a duda son los responsables de controlar la antesala del poder, sin caer en la tiranía.

Los secretarios particulares manejan los asuntos más importantes y confidenciales, no solo laborales, sino también los personales de sus jefes, por lo cual son confesores, amanuenses, escribanos, paños de lágrimas, coachs de vida, organizadores de pedas, niñeros, y hasta surten la lista del super e implementan estrategias para que la señora no descubra al detalle.

Pero claro, como en todo existen niveles y hay de secretarios a secretarios, desde aquellos de alto nivel que controlan las secretarías de estado, hasta aquellos que laboran en las más humildes oficinas municipales, pero todos tienen un denominador común, son personas de extrema confianza de los titulares por lo cual no importa mucho el perfil, sino la lealtad que demuestren para cuidar y proteger a su principal, y más de uno guarda la esperanza de algún día ocupar el puesto al que ahora sirven, si reciben la bendición del jefazo.
En teoría, la gran mayoría de los puestos de secretario particular han desaparecido de las nóminas de la administración pública con motivo de las reducciones presupuestales, pero en la realidad siguen existiendo, aunque orgánicamente se denominen de manera distinta; y sí, es verdad, es un cargo misógino y esto es entendible, pues los secretarios particulares no son empleados, sino verdaderos compachas y compañeros de mil batallas. Este es un homenaje para ellos.

Plancha de quite: “Cuando la batalla se recrudece, se prueba la lealtad del soldado”. Martín Lutero.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Más que un incidente Columnas
2021-05-07 - 01:00
El país está de luto Columnas
2021-05-07 - 01:00
Línea 13 - 07 mayo 2021 Columnas
2021-05-07 - 01:00
¡Las elecciones van! Columnas
2021-05-07 - 01:00
Los delitos electorales y su competencia Columnas
2021-05-07 - 01:00
¿Caridad para la economía 16 del mundo? Columnas
2021-05-07 - 01:00
Tragedia en el Metro Columnas
2021-05-07 - 01:00
Fe en la solidaridad Columnas
2021-05-07 - 01:00
Solidaridad en Tláhuac Columnas
2021-05-06 - 01:00
El arte del engaño Columnas
2021-05-06 - 01:00
Representación justa II Columnas
2021-05-06 - 01:00
Plan “B” para migración Columnas
2021-05-06 - 01:00
Tanque lleno Columnas
2021-05-06 - 01:00
Línea 13 - 06 mayo 2021 Columnas
2021-05-06 - 01:00
– En la Ciudad de la Esperanza – Columnas
2021-05-06 - 01:00
+ -