facebook comscore
Los taurinos de la 4T

Los taurinos de la 4T

Columnas lunes 05 de octubre de 2020 - 00:45

Es increíble el nivel de cinismo con que se manejan algunos políticos de la cuarta transformación para sostenerse en los cargos públicos o para acceder a ellos, utilizando para sus fines la vida de los animales que, como he dicho infinidad de veces, son seres sintientes y no objetos inanimados para la diversión de gente sin escrúpulos ni sensibilidad. La Huamantlada en el estado de Tlaxcala es la principal bandera de quienes quieren gobernar esa entidad, y en ello va la dignidad y por supuesto la vida de los toros.
Queridos lectores tal vez ustedes no estén enterados de que es precisamente en Morena donde más taurinos hay, desde colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador, legisladores, sindicalistas y candidatos a puestos de elección popular que disfrutan de la tortura y agonía de estos ejemplares. Me refiero en concreto al coordinador de Política y Gobierno de la presidencia, César Yáñez, del legislador Armando Guadiana, del líder sindical Pedro Haces y de la aspirante a gobernar Tlaxcala Dulce Silva.
Los mexicanos esperaríamos que los políticos fomentaran y fortalecieran nuestras tradiciones, sí, netamente nuestras hermosas tradiciones que nos han dado imagen internacional por su belleza en celebrar el Día de Muertos no matando animales inocentes, sino recordando a sus seres queridos que han trascendido al universo donde no hay maldad, dolor, ni sufrimiento.
Eso es lo que deberían de hacer estos personajes amantes de la tauromaquia en lugar de asistir, fomentar y prometer que las corridas de toros seguirán adelante para disfrute de una clase que se cree superior o de un estatus elevado a la clase pobre de este país. Quien goza de ver como lastiman, torturan y matan a un ser vivo de manera lenta no merecen ninguna consideración, mucho menos ocupar un cargo político. Si quieren sangre, que sean ellos y ellas quienes se metan al ruedo y como gladiadores romanos midan su fuerza y fiereza.
La Huamantlada es una festividad grotesca que viste las principales calles de Tlaxcala, lo más estúpido es que la realizan durante la celebración de la Virgen de la Caridad, a quien le ofrendan amor y gratitud para después ensangrentar la plaza de toros con la sangre de animales inocentes.
Como suele suceder con los mexicanos, la Huamantlada es una actividad originaria de Pamplona, España, pero algún tlaxcalteca se le ocurrió traerla al estado y desde hace 70 años la realizan enalteciendo a la violencia contra los animales. No son solo hombres o mujeres las que asisten a este cruel espectáculo de sufrimiento y muerte, también llevan a los niños en quienes alimentan un espíritu violento contra los más débiles y vulnerables.
¿Sabrá el presidente de la República, quien por cierto se comprometió por escrito a mejorar las condiciones de bienestar de los animales, que sus colaboradores son asiduos participantes en asesinatos de toros y que las promesas de campaña van encaminadas a quitarles la vida a centenas de animales de esa especie?

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -