facebook comscore
Los “tigres” están vivos

Los “tigres” están vivos

Columnas lunes 16 de enero de 2023 -


*Mientras una ola populista recorre toda Latinoamérica y los vientos de recesión soplan en gran parte del mundo, algunas naciones siguen en desarrollo

En 2023 el único país que crecerá “decentemente” es China; ponemos la palabra “decentemente” entrecomillada porque incluso ese crecimiento de 4.3 por ciento, proyectado por el Banco Mundial, es muy bajo si consideramos que en alguna época el llamado “gigante asiático” llegó a registrar un PIB nada más y nada menos que de 15 por ciento, algo que ya quisieran todos los países que hoy dicen que están muy bien, con gran crecimiento y transformando su economía, México incluido.

Pero finalmente China crecerá a una tasa que también muchos países, por no decir todos, ya quisieran.

Esta es una buena noticia pero en este caso no tanto para el mundo, uno de los limitantes de que China no crezca al ritmo de otros años consiste en que no alcanzará a impactar al resto del mundo, como en otras épocas.

Sin embargo, sí es muy probable que este dinamismo alcance para influir en la región, en donde se localizan nada más y nada menos que los “tigres asiáticos”, esos mini-gigantes, si me permite el término, que siguen ahí, como desde hace varias décadas, ellos sí con crecimiento y desarrollo económico que, otra vez, ya quisieran muchos países que se dicen hoy punteros del crecimiento, el desarrollo y el bienestar.

Las restricciones que imponía el Gobierno chino a sus ciudadanos en general para contener os contagios del Covid-19 cayeron drásticamente tras las protestas desatadas en varias de las ciudades más pobladas del país.

Esta reapertura de las fronteras del país oriental, luego de tres años cerradas, ha sido el último paso que han dado los dirigentes chinos en esa dirección y se ha convertido en el catalizador de un cambio en el planteamiento del inversor.

De esta manera, el optimismo se ha instaurado en los mercados en los primeros días del año y los activos de riesgo han empezado 2023 con repuntes generalizados.

Asimismo, el comportamiento de las divisas emergentes es también un claro ejemplo; monedas asiáticas como el bath tailandés o el won surcoreano han registrado en las primeras sesiones del año alzas considerables en el mercado asiático, que sirven para señalar a sus economías como las principales beneficiadas de las nuevas medidas chinas.

Por ejemplo, la reapertura de China está provocando un cambio en el planteamiento de los inversores con respecto a la divisa tailandesa; es probable que esta economía será ahora más resistente que en anteriores recesiones mundiales, esto se debe a que la recuperación del turismo probablemente continuará incluso si sólo se produce una recuperación gradual ayudada por la reapertura de China.

Se espera que solamente en Tailandia la llegada de turistas alcance este año la cifra de 28 millones, desde los 11 millones estimados en 2022, y que el visitante chino represente cerca de un 27% del total de turistas, como ya ocurrió en el año 2019.

Por su parte, la divisa coreana registra en los primeros días del año un comportamiento similar al de la tailandesa, aunque ligeramente inferior. Un incremento que, sin embargo, con el paso de los días se ha ido difuminando ante la guerra de divisas que se ha desatado en las últimas jornadas entre ambos países.

Pekín ha decidido suspender la emisión de visas de corta estancia a los viajeros de Corea del Sur como represalia ante las restricciones de este país a visitantes procedentes de China por la ola de Covid. Pero el won coreano seguirá subiendo, dado que aproximadamente un tercio de las exportaciones coreanas se dirigen al gigante chino, y Corea del Sur gana cada vez más terreno como destino turístico para los chinos.

La reapertura en China se deja sentir en otros aspectos como el aumento de las operaciones financieras en la región y las expectativas de crecimiento en el intercambio comercial regional, algo que no es poca cosa a la luz de las condiciones y proyecciones de crecimiento que se esperan en otras regiones.

Por ejemplo, se considera que la Eurozona está ahora mismo en recesión o bien a las puertas de la misma, mientras que Estados Unidos podría registrar el mismo fenómeno en la segunda mitad del año en curso.

De Latinoamérica mejor ni hablamos, ahora inmersa en una ola populista desde el río brazo hasta la Patagonia, que no la llevará a ningún lado, cuando la región despierte de este sueño los saldos serán devastadores, como ya lo son ahora mismo con el aumento de la pobreza, de la que culpan los populistas a la pandemia.

Mientras quienes ahora tienen el poder en Latinoamérica siguen buscando culpables de todas las desgracias de la región, menos ellos, los tigres asiáticos siguen vivos, muy vivos.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Plan B, visto desde el INE Columnas
2023-01-26 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2023-01-26 - 01:00
Los 3 Kelsen Columnas
2023-01-26 - 01:00
Línea 13. Columnas
2023-01-26 - 01:00
El ruido, segundo contaminante en México Columnas
2023-01-26 - 01:00
Premio para Benjamín… y más logros Columnas
2023-01-26 - 01:00
Hasta Davos ya se asustó Columnas
2023-01-26 - 01:00
SANGRE, SUDOR Y GLORIA Columnas
2023-01-26 - 01:00
EL HÉROE Columnas
2023-01-26 - 01:00
Arropan a Ricardo Monreal en la Monri-Con Columnas
2023-01-26 - 01:00
Uso del marketing en la nueva democracia Columnas
2023-01-25 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2023-01-25 - 01:00
Prevención ante inseguridad y desapariciones Columnas
2023-01-25 - 01:00
Cumbre, Aeropuerto y Ciro Columnas
2023-01-25 - 01:00
Ucrania, año cero Columnas
2023-01-25 - 01:00
Dulces compañías Columnas
2023-01-25 - 01:00
+ -