facebook
Mariles y Arete: El primer oro olímpico mexicano

Mariles y Arete: El primer oro olímpico mexicano

Columnas martes 29 de junio de 2021 -

Rumbo a Tokio 2020, México guarda una hazaña olímpica de 73 años de historia, lograda por el Teniente Coronel Humberto Mariles y Arete, un caballo tuerto, quienes fueron los primeros aztecas en conquistar el Estadio de Wembley y darle a nuestro país su primera medalla de oro en unos Juegos Olímpicos.

Sobre el césped sagrado del coloso mayor de todo Reino Unido, aquel que el mismísimo Pelé nombró: "Catedral del Futbol", tras la Copa del Mundo de 1966, un Humberto Mariles, de 35 años y su fiel equino que en ese entonces tenía 10 años, pusieron a todo el inmueble a sus pies; algarabía y júbilo quedó grabada aquella tarde del 14 de agosto de 1948, con dos medallas de oro y una de bronce, cortesía del binomio mexicano.

Allá en Parral, Chihuahua, tierra donde asesinaron a José Doroteo Arango Arámbula, mejor conocido como "Pancho" Villa, nació en 1913 el General Mariles, quien para poder entonar el Himno Nacional por primera vez en la máxima justa deportiva, tuvo que desobedecer una instrucción presidencial, la cual vino del entonces mandatario Miguel Alemán, quien le dijo que el equipo mexicano de ecuestre, no tenía oportunidad de ganar algo, y menos "con ese caballo tuerto", algo que el militar se tomó personal.

Sobre Mariles había una orden de aprehensión, que se le retiró después de los Juegos Olímpicos. Fue acusado de peculado, deserción y desacato, pero al saber que lo anterior se dio por una diferencia con el exmandatario, el Teniente Coronel confiaba en su caballo, que era jalisciense de nacimiento; la preparación debía dar buenas impresiones y así fue. Una exitosa gira unió más a estos dos personajes.

Ganó en Canadá, llegó a Europa, y en Roma, Italia, el equipo mexicano triunfó en el Concorso Ippico Internazionale; entonces el mundo del ecuestre empezó a hablar con seriedad y mucho respeto de México, a tal grado, que los seleccionados fueron recibido por el Papa Pio XII.

Tal vez no lo recuerden e incluso muchos no lo sabían, pero antes de que la selección mexicana ganara el oro olímpico en el Estadio de Wembley de Londres 2012, este binomio hizo que la bandera tricolor ondeara por primera vez en todo lo alto.

Eran 80 mil espectadores, incluida la realeza; todos fijaron su atención sobre Mariles y Arete, los últimos en salir a competir; estaban en el arrancadero, el silencio era sepulcral, sólo roto por el sonido de la campana que daba inicio a la competencia, pero afirma el periodista mexicano y miembro del Salón de la Fama del rubro, Pedro Flores Linares, que en ese momento el caballo tuvo ganas de orinar y que Mariles con un colmillo retorcido, de inmediato pidió que volvieran a dar el campanazo de inicio, de pasada vio los tiempos de los demás competidores, lo cual estaba prohibido.

"Una vez terminada la necesidad fisiológica del legendario caballo tuerto, inició el recorrido y cuando sólo le faltaba saltar la Loira y el Muro Vasco, espoloneó al corcel y brincó los obstáculos impecablemente, ganado el oro por un segundo, ante la algarabía mundial y el asombro nacional", me comentó Pedro Flores.

La cosecha del ecuestre mexicano en aquella justa, sigue siendo un reto para las nuevas generaciones. Cuatro medallas: Dos oros y un bronce de Mariles, así como la plata de Rubén Uriza en salto individual.

BUSCAN HAZAÑA EN TOKIO 2020

Se dice que Humberto Mariles fue asesinado en una prisión de Paris, el 6 de diciembre de 1972, a su hija Virginia Mariles, le dijo el gobierno francés que la causa fue un edema pulmonar, pero estaba relacionado con la mafia de aquel país; por cierto en México ya había pisado Lecumberri.

Arete fue sacrificado en 1952 luego de una serie de operaciones tras una fractura accidental que sufrió al jugar con otro caballo. La leyenda cuenta que sus restos yacen en el Comité Olímpico Mexicano.

Mariles sigue siendo el máximo medallista mexicano en una sola edición de Juegos Olímpicos, una vara muy alta, que incluso en Moscú 1980 no se pudo ni igualar, pues sólo se ganó un bronce con David Bárcena, Manuel Mendívil, José Luis Pérez y Fabián Vázquez en la prueba por equipo de tres días.

Tras 41 años, desde aquel bronce, nuestro país viajará a Japón con la ilusión de volver a ganar una medalla. Serán cinco jinetes que competirán en las pruebas de salto individual, por equipo y adiestramiento. Martha Fernanda Del Valle, Enrique González, Eugenio Garza, Manuel González y Patricio Pasquel, son los elegidos, quienes buscarán, junto a sus caballos, lograr otra hazaña como la de Mariles y Arete, dos históricos del deporte olímpico.

No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
LINEA 13. Columnas
2024-07-17 - 01:00
¿Quién vigila a juzgadores? Columnas
2024-07-17 - 01:00
La democracia para las lesbianas Columnas
2024-07-17 - 01:00
ANTE LA VIOLENCIA SEXUAL INFANTIL Columnas
2024-07-17 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-07-16 - 01:00
Línea 13. Columnas
2024-07-16 - 01:00
La Sedatu y el año de Hidalgo Columnas
2024-07-16 - 01:00
Tres de tres Columnas
2024-07-16 - 01:00
MATGA: Make A (Trump) Great Again Columnas
2024-07-16 - 01:00
TURISMOFOBIA Columnas
2024-07-16 - 01:00
Reformas y “Legisprudencia” Columnas
2024-07-16 - 01:00
+ -