facebook comscore
Más vale tarde que nunca

Más vale tarde que nunca

Columnas lunes 16 de marzo de 2020 - 01:32

Tal parece que el covid-19 ha traído más consecuencias de las que alguien en algún momento pudo imaginar. En el mundo del deporte esta pandemia ya está afectando gravemente el esquema de todas las competencias, ya sea por celebrarse a puerta cerrada, posponerse o en últimas instancias cancelarse.

El pasado fin de semana se tenía todo listo para el inicio de la temporada 71.ª de la Fórmula 1 en Melbourne; al final nos quedamos con las ganas de ver ondear la bandera a cuadros que por meses los aficionados estaban anhelando.

Si bien en Australia existen decenas de infectados e incluso algunos muertos. Los dirigentes de la máxima categoría querían a toda costa que se llevara acabo este Gran Premio, pero no fue hasta que algunos miembros del equipo McLaren presentaron síntomas durante el previo y poco tiempo después, se confirmó el primer caso positivo de coronavirus en el Paddok de Albert Park. Acto siguiente la escudería anunció que se retiraba de manera inmediata por lo que los ejecutivos de Liberty Media y la FIA convocaron una reunión con los otros nueve directores de equipo, en la cual no tuvieron otra opción que cancelarla, pues varios elementos de otras escuderías estaban bajo sospecha.

Pero vayamos por partes. Después de anunciarse hace un par de semanas que el Gran Premio de China se aplazaría debido al coronavirus, las demás sedes empezaron a tomar medidas preventivas; una de ellas fue Bahréin, que dejó de vender boletos al público, optando por una carrera a puerta cerrada, sin embargo su esfuerzo no fue suficiente. El Gran Premio de Vietnam que haría su debut en la F1 correrá “vaya ironía” la misma suerte que la demás.

A medida que los días avanzan, la Fórmula 1 sigue suspendiendo grandes premios y ya van cuatro carreras pospuestas, aunque en los próximos días o semanas estos números solo podrían aumentar si la situación no mejora; alcanzado ahora las carreras europeas de Mayo.

Con todo esto, los máximos dirigentes tienen delante un gran desafío al que enfrentarse, reagrupar un nuevo calendario con el mismo número de carreras pero con mucho menos tiempo, siempre y cuando las condiciones así lo permitan.

Sin embargo muchos de los trazados como Melbourne y el de Vietnam son semi-callejeros, por lo cual tendrían que hacer nuevamente numerosos esfuerzos para que estén en óptimas condiciones.

Para Chase Carey (CEO de la F1) la motivación para salvar las carreras es obvia. Los promotores suelen pagar entre 25 y 30 millones de dólares para recibir un gran premio, algunos de ellos mucho más. Lo que se traduce como un gran golpe económico en el balance final de la categoría.

Aunque un poco tardío, hicieron lo más sensato ante la incertidumbre que se vive mundialmente sobre la pandemia, lo deportivo y económico pasa a segundo plano cuando está en peligro la integridad de todos.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Estamos unidos mexicanos? Columnas
2020-06-05 - 01:25
Violencia política, partidos y tribunal Columnas
2020-06-05 - 00:59
Ni los médicos creen en cifras oficiales Columnas
2020-06-05 - 00:56
Salgamos del virreinato Columnas
2020-06-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-06-05 - 00:46
+ -