facebook comscore
Medios, modelos y elecciones

Medios, modelos y elecciones

Columnas jueves 07 de mayo de 2020 - 01:12

Todas las democracias modernas se adscriben a uno de dos modelos de acceso a los medios de comunicación en materia electoral: el comercial y el racional. El primero consiste en que el Estado no interviene más que marginalmente y deja al libre juego de las fuerzas del mercado el acceso a la radio y a la TV; es decir, hace prevalecer la libertad de expresión en materia política sobre el principio de equidad electoral, por lo que resulta beneficiado quien tiene más dinero y por ello mejor acceso a transmitir sus mensajes de campaña.
Al modelo comercial solo se acogen Estados Unidos, en donde no sólo lo ordena la ley, sino que su Suprema Corte lo ha resguardado de impugnaciones, mediante fallos como los recaídos a casos notorios como Citizens United (enero 2010) y McComish (junio 2011), que comentaré en otras entregas, ambos paradigmáticos de una concepción excepcional que prefiere su proceso democrático supeditado a la supremacía del dinero.
En cambio, al modelo racional se adscriben todas las otras naciones democráticas, es por ello el prevaleciente a nivel global y consiste en determinada intervención estatal para garantizar mejores condiciones de equidad en la competencia. Déjeme demostrarle con datos la preferencia mayoritaria por este modelo. Ewin e Issacharoff, en su texto Fondeo a partidos y financiamiento a las campañas en perspectiva internacional, estudiaron la regulación en la materia de la Unión Europea en su conjunto, Canadá, Japón, Nueva Zelandia, Reino Unido y la ciudad de Quebec y descubrieron que existe una trayectoria regulatoria que va desde el modelo “Toque ligero” (Nueva Zelandia), pasa por el modelo “Saturado” (Canadá y Quebec) y hasta el modelo “Gradualista” (Japón). La conclusión más importante del estudio es quizá que en todos los casos hay cierta regulación, pues dejar la rectoría de la adquisición de los spots al laissez faire, laissez passer resulta incompatible con un régimen democrático y constitucional verdaderamente comprometido con procesos electorales auténticos.
Lo mismo puede advertirse en el financiamiento de la competencia partidista: finanzas políticas en 25 democracias en la que su autor Karl-Heinz Nassmacher comparó la manera en que esos países articulan su régimen de financiamiento público indirecto a los partidos. En todos los casos el modelo es similar al adoptado por nuestro país con acierto desde 2007, si bien con algunos matices.
Finalmente, en Financiamiento de los Partidos Políticos en América Latina, publicación conjunta de IDEA, UNAM y OEA, se realizó un análisis regional en general y contiene un estudio de todos los países de la región. Es un documento único e invaluable en estos asuntos que muestra que es muy relevante el caso de los grandes medios de comunicación privada que a través de tarifas diferenciadas se fueron convirtiendo en cruciales donantes en especie. Avanzaré el próximo martes.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-05-27 - 01:15
Las primeras lecciones Columnas
2020-05-27 - 01:15
No se equivoque, presidente Columnas
2020-05-27 - 01:05
Los virus legislativos  Columnas
2020-05-27 - 01:02
¡Salgan!, grita jubiloso el Covid-19 Columnas
2020-05-27 - 01:01
Los Panchos de la Cruz Columnas
2020-05-27 - 01:01
+ -