facebook comscore
Migrantes como arma arrojadiza

Migrantes como arma arrojadiza

Columnas miércoles 17 de noviembre de 2021 -

El impresentable dictador bielorruso Alexander Lukashenko está provocando una terrible crisis migratoria al proporcionar visas de turismo a miles de personas procedentes de Irak y Siria, facilitar su entrada en avión al país y trasladarlas a las fronteras con Polonia y Lituania. Con ello pretende utilizar a seres humanos como arma arrojadiza contra la Unión Europea (UE) a manera de represalia contra las sanciones impuestas por esta tras el fraude electoral perpetrado del año pasado en Bielorrusia. A ello se suma la amenaza de Lukashenko de cerrar un gasoducto dedicado a transportar gas ruso a la Unión Europea si Polonia cierra su frontera a los migrantes, esto justo cuando el viejo continente se enfrenta a su peor crisis energética en décadas

El uso de las migraciones como arma política contra la UE empieza a ser un recurso habitual de naciones vecinas dirigidas por dictadores sin escrúpulos. El año pasado fue testigo de como Turquía y Marruecos agolparon a miles de migrantes en sus respectivas fronteras con Grecia y España. La idea es recurrir al chantaje de la migración para obtener concesiones. El tema migratorio escandaliza a los electorados europeos, dando fuerza a las opciones populistas de extrema derecha. Por eso los gobiernos han sobre reaccionado a esta coacción calificando la llegada de miles de personas (familias y menores incluidos) como “una grave amenaza a la seguridad nacional” y desplegando fuerzas armadas a la fronteras, como si de una guerra se tratase. Todo esto mucho implica, desde luego, en términos de suspensión de derechos fundamentales y uso ilimitado de la fuerza por parte del Ejército.

Ha quedado evidenciada, una vez más, la falta de una política migratoria europea común sólida. El uso de las migraciones como herramienta política es consecuencia directa del error europeo de alentar a los Estados vecinos a controlar sus fronteras con incentivos como fondos de ayuda al desarrollo, posibles acuerdos comerciales y exención de visados. Por eso ahora son los vecinos quienes imponen condiciones. Pero cuando las migraciones se utilizan como instrumento de política exterior para presionar otros Estados se juega con la vida de seres humanos. En Bielorrusia se acerca un crudo un invierno. Los migrantes rechazados por los países europeos se encuentran atrapados porque Lukashenko se niega a aceptarlos de vuelta. Viven a la intemperie en los gélidos bosques de la región, y ya se han registrado decenas de fallecidos.

La paranoia en torno a las crisis migratorias son un peligro para las democracia porque quienes ganan son los populistas, quienes así son capaces de imponer su agenda xenófoba, e incluso empiezan a ser imitados por los partidos tradicionales. Pero solo una defensa sensata y coherente de los valores democráticos puede ser el antídoto ante este agobiante drama.


No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2022-01-14 - 06:07
Línea 13 . Columnas
2022-01-14 - 01:00
La mafia y el ómicron Columnas
2022-01-14 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-01-14 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-15 - 01:00
El México violento Columnas
2022-01-14 - 01:00
Musicología por @RenegadoInt Columnas
2022-01-14 - 01:00
El estigma de ser mujer de Tepito Columnas
2022-01-14 - 01:00
¿Poco presupuesto o resistencia en el INE? Columnas
2022-01-14 - 01:00
El tapado de la oposición Columnas
2022-01-14 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-13 - 05:56
La Mentira en la Política Columnas
2022-01-13 - 05:54
El efecto Djokovic. Columnas
2022-01-13 - 01:00
INE, 91.92 de calificación Columnas
2022-01-13 - 01:00
+ -