facebook comscore
Migrantes cubanos esperan asilo entre pandemia y burocracia 

Migrantes cubanos esperan asilo entre pandemia y burocracia 

Nación jueves 04 de junio de 2020 - 01:10

Por Luis Carlos Rodríguez G.
luis.rodriguez@contrareplica.mx


Salieron huyendo de Cuba, en algunos casos cruzaron varios países para llegar a México, fueron extorsionados, asaltados, enfrentan la pandemia del Covid-19 sin servicios, cubrebocas, gel y otras medidas higiénicas, mucho menos atención médica, hacinados en pequeñas viviendas. En Tenosique, Tabasco son cientos y algunos casos tienen casi un año en el país en espera de que se resuelva su solicitud de refugio o asilo ante la Comisión Nacional de Refugiados (Comar).

Esta semana un grupo de cubanos, desesperados, se han manifestado frente a las oficinas de la Comar en Tenosique, Tabasco, ante la falta de respuesta de esa instancia, que asegura que las solicitudes de la condición de refugiados en México han bajado en los primeros cuatro meses del año, ya que sólo se han recibido 18 mil 230 peticiones, de seis países.

Los principales son Honduras, Haití, Cuba, El Salvador, Venezuela y Guatemala. A pesar de la baja carga de trabajo, el 90 por ciento de las solicitudes de cubanos son rechazadas.

Algunos de los migrantes cubanos buscan llegar a Estados Unidos, tras la eliminación de política de pies secos-pies mojados. El gran riesgo es que sean deportados a la isla y encarcelados por el gobierno al considerarlos disidentes.

A partir de las restricciones en Estados Unidos, los migrantes cubanos cruzan el mar en balsas hacia la Guyana Británica. Redes de traficantes o “coyotes” que les cobran más de 10 mil dólares los trasladan a través de las fronteras, para poder avanzar por Brasil, Venezuela, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y México. El viaje puede durar hasta un mes.

Niurka Morales, migrante cubana que se encuentra en Tenosique con su hija de 20 años, relató: llegué desde el 20 de enero y la Comar “nunca me ha podido atender, no tengo ni un solo papel, para ellos no existo. Cada vez que voy me rechazan. Ellos tienen como la política de no atender a los cubanos o de no creer que salimos huyendo de nuestro país por causas políticas, ideológicas o religiosas”.

“Hay un desdén, un maltrato sistemático y una total burocracia y desinterés de los funcionarios de la Comar en Tenosique por resolver nuestras peticiones, a pesar de que presentamos toda la documentación, los testimonios de por qué huimos de nuestro país, pero no hay respuesta e incluso nos han maltratado y amedrentado. Hay personas que tienen casi un año con el trámite, en mi caso llevó siete meses dando vueltas y ahora con la contingencia sanitaria la situación se agrava”, dijo Alfredo Ponce Moreno a ContraRéplica.

Expuso que esta semana estuvo en las oficinas de la Comar desde las nueve de la mañana hasta las siete de la noche en espera de firmar su entrevista, la cual le fue entregada con varios errores, pero la tuvo que aceptar para no atrasar más el trámite que tenía que resolverse, de acuerdo con la ley, en no más de 90 días.

Algunos de esos cientos de migrantes viven en el Albergue la 72, en Tenosique, y otros grupos han rentado viviendas, donde viven hacinados, durmiendo en el piso, en espera de que se resuelva su situación migratoria. “Estamos comiendo sólo una vez al día para poder pagar entre todos la renta”, expuso el técnico de salud y con especialidad en fisioterapia.

“Hay un hecho evidente. El 90 por ciento de las solicitudes de asilo que hacemos los cubanos son rechazadas por la Comar. Yo llegué a México en octubre de 2019 huyendo del régimen en mi país y el riesgo es que si me deportan, voy a ser encarcelado y hostigado al igual que mi familia que se quedó en Cuba”.

Indicó que a pesar de que han interpuesto quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y en casos de migrantes vulnerables por tener alguna enfermedad han sido atendidos por la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), funcionarios de la Comar, como la oficial Marisol Hernández, de la delegación en Tenosique, han negado oficios para el traslado de los enfermos a hospitales en Villahermosa. “Su política es rechazar todos los trámites a los cubanos y atender a quien le pague”.

Lamentó que ni siquiera el gobierno mexicano a través de la Comar, en caso de los rechazos de solicitud de refugio, tampoco otorgue la protección complementaria. “La inmensa mayoría de los hombres y mujeres cubanos somos profesionistas y queremos integrarnos a este país, a trabajar, a aportar, no venimos a que nos regalen nada. También en el grupo hay muchos niños que están sufriendo en esta espera”.

Luzmary Pérez, cubana de 35 años y quien llegó a México desde agosto del 2019 junto con su esposo, comentó que esperó durante seis meses los trámites en la Comar. “Nos los negaron, pedimos revisión de nuestro caso, pero no hay respuesta, ni argumentos. Ha habido un maltrato absoluto por parte de funcionarios de la Comar. Nosotros estamos viviendo en un cuarto con goteras, ya sin dinero para comer”.

Fernando Santiago Canché, responsable de Asistencia Humanitaria del Albergue La 72, expuso que la situación de los migrantes cubanos se ha vuelto muy complicada en medio de la pandemia, porque además del riesgo del contagio en caso se asistir a las oficinas de Comar en Tenosique, hay un evidente retraso y burocracia que los ha mantenido por varios meses varados, en espera de una resolución a sus peticiones de asilo, sumado a que los funcionarios tiene como la idea de que los cubanos no tienen motivos para huir y emigrar a México.

Al respecto, el vocero de la ACNUR en México, Marc-René, coincidió que el principal problema de la Comar es la demora para otorgar el refugio a los migrantes solicitantes, ya que es un trámite que debería tardar 45 días y en su caso una prórroga de otros 45, pero desafortunadamente, por la carga de trabajo, estos trámites duran entre tres a seis meses.

Durante los 12 meses de 2019, unos 70 mil 302 migrantes de países de todo el mundo solicitaron refugio en México, de acuerdo estadísticas de la Comar.

La cifra contrasta con 2018, cuando se recibieron 26 mil 631 solicitudes, es decir, que en 2019 creció 163 por ciento más, lo cual refleja un incremento exponencial del fenómeno migratorio. El 90 por ciento de esas solicitudes, de acuerdo con los testimonios de los migrantes y de organizaciones no gubernamentales, son rechazadas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Duarte y Garcia Luna comparten abogado Nación
2020-07-10 - 21:39
+ -